Diario Vasco

Beirut, 29 nov (EFE).- Un convoy con rebeldes y sus familias, procedentes de la localidad de Jan al Shieh, cerca de Damasco, se aproximó hoy a la provincia septentrional de Idleb, adonde han sido evacuados tras un acuerdo con las autoridades, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Más de 1.200 personas se trasladaron en decenas de autobuses y en ambulancias, que transportaron también a enfermos y heridos.

Uno de los autobuses tuvo un accidente de tráfico en el camino, en el que murió una mujer y otras personas resultaron heridas.

Se espera que en las próximas horas se complete la salida de unos 1.450 combatientes opositores y de 1.400 civiles, entre los que hay familiares de los rebeldes, de Jan al Shieh, que está a unos 26 kilómetros al suroeste de la capital siria.

Casi toda la provincia septentrional de Idleb está controlada por facciones islámicas e insurgentes, entre las que figura el Frente de la Conquista del Levante, exfilial siria de Al Qaeda.

La evacuación de los rebeldes y sus familias de Jan al Shieh se ha llevado a cabo en virtud de un acuerdo alcanzado entre los grupos opositores locales y las autoridades para pacificar esta población.

Los combatientes que opten por permanecer deberán regularizar su situación legal, según estipula el pacto.

Un acuerdo similar se consiguió el sábado en la localidad de Al Tal, a unos 20 kilómetros al norte de Damasco, aunque todavía no ha empezado a aplicarse.