Diario Vasco

Madrid, 29 nov (EFECOM).- El Congreso aprueba hoy tramitar la Ley de medidas urgentes de impulso al trabajo autónomo a propuesta de Ciudadanos pese a que la mayoría de partidos la consideran "insuficiente" porque no contempla el problema de la financiación o una verdadera Ley de Segunda Oportunidad.

El pleno del Congreso se ha mostrado a favor de dar luz verde a una reforma legislativa que se tramitará en una subcomisión dependiente de la Comisión de Empleo y abordará la reforma del régimen especial de autónomos (RETA).

A falta de la votación, el PP, el PSOE, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Partido Democrático de Cataluña (PDC), CC y Compromís se han mostrado a favor, mientras que PNV y ERC se abstendrán.

Todos los grupos han avanzado que presentarán enmiendas al texto por ser "muy mejorable".

La proposición de ley pide que los autónomos puedan cotizar por los días reales de trabajo, cambiar la base de cotización hasta cuatro veces al año y deducirse en el IRPF los gastos de automóvil vinculados a su actividad o los de agua y electricidad.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha defendido que los autónomos "son el pilar de la clase media" porque "pagan, cotizan, no tienen subvenciones ni privilegios".

"Hay que devolverles el esfuerzo que han hecho", ha asegurado, tras destacar que ese colectivo "no quiere subvenciones ni dádivas sino dignidad y justicia".

Ha instado a que tengan más acceso a la financiación porque "muchos hipotecan su vivienda para pedir un crédito" y ha abogado por que los autónomos puedan negociar las quitas que presentan con las administraciones públicas y puedan igualar las prestaciones que reciben con las del resto de trabajadores por cuenta ajena y las condiciones en las contrataciones públicas.

Sin embargo, los grupos parlamentarios le han reprochado que estas peticiones no aparezcan en la proposición de ley que presenta.

El portavoz de Empleo del PP José Ignacio Echániz ha señalado que, aunque el texto es "farragoso y mejorable" quizá por la urgencia de adoptar medidas cuanto antes, será enmendado para encontrar un equilibrio entre aportaciones y cotizaciones de los autónomos.

La iniciativa incluye ampliar la tarifa plana de 50 euros a los nuevos autónomos hasta los doce meses en lugar de los seis actuales y rebajar los recargos que pagan por sus deudas a la Seguridad Social.

También que puedan deducirse hasta el 50 % en el IRPF los gastos relacionados con el vehículo vinculado a su trabajo y hasta un 20 % de los suministros de agua, gas y electricidad.

La mayoría de partidos han señalado que los verdaderos problemas de los autónomos son la fiscalidad, la dificultad de financiación o atajar la morosidad por parte de las administraciones públicas.

El portavoz de Empleo del PSOE, Rafael Simancas, ha pedido una ley "de verdad", con reformas de calado como que el ICO y la banca intervenida financien mejor a los autónomos o ponga límite a las infracciones.

El diputado de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea Alberto Rodríguez ha afirmado que el contenido de la propuesta de ley debería incluir sanciones reales a la morosidad, una modificación del IVA de caja y la equiparación de todas las prestaciones entre el RETA y el régimen general.

El portavoz del PDC, Carles Campuzano, confía en que durante la tramitación se reforme el sistema de la Seguridad Social y del RETA y ha criticado que Ciudadanos haya presentado una ley alejada de sus primera propuestas y del pacto de investidura que firmó con el PP.

La diputada de CC Ana Oramas ha reprochado a Rivera que se crea que es el único que se preocupa por los autónomos cuando "aquí muchos partidos y diputados llevan trabajando años por este colectivo" y le ha recordado que los incumplimientos de las autonomías y ayuntamientos también hacen fracasar a los emprendedores.