Diario Vasco

Santiago de Compostela, 29 nov (EFE).- El autor confeso del conocido como "crimen del congelador" de Ponteareas (Pontevedra), José Antonio Frutos Ayala, ha sido condenado a doce años y medio de cárcel por haber matado a José Jesús Isasis, un empresario de Nigrán con quien tenía una relación de amistad, según fuentes judiciales.

La sentencia, emitida por la Audiencia de Pontevedra, considera a Frutos Ayala autor de un delito de homicidio y le impone la obligación de indemnizar a la esposa de la víctima, a sus dos hijos, a sus padres y a su hermana con 50.000 euros a cada uno.

El tribunal condena también como colaborador a David Pumares a seis meses de prisión por un delito de encubrimiento, por facilitar la huida a Portugal del autor del crimen, prestándole un vehículo, cuando éste le confesó los hechos.

En consonancia con el veredicto unánime del jurado, divulgado el pasado 19 de octubre y que lo declaró culpable de homicidio, la sentencia considera probado que el 22 de marzo de 2014 el acusado mató y descuartizó a la víctima tras salir ambos de fiesta.

Cuando ambos regresaron a la vivienda de Frutos Ayala empezaron a discutir y éste mató a Isasis al propinarle "repetidos golpes" con un objeto contundente, "probablemente" una plancha, que le fracturó el cráneo y le destrozó el cerebro.

Posteriormente, el agresor ocultó el cadáver en una habitación de su casa, cortó el cuerpo en pedazos y lo ocultó en un congelador "para evitar su descomposición", cerrándolo con una cadena y un candado, donde permaneció durante tres meses hasta ser descubierto.

El autor del crimen, de nacionalidad paraguaya y sobre el que pesaba una orden de detención internacional, decidió, tras permanecer en Portugal, regresar a España a principios de diciembre de 2014 y entregarse a la Guardia Civil, que le detuvo y lo condujo a prisión por decisión judicial.