Diario Vasco

Brasilia, 29 nov (EFE).- El presidente brasileño, Michel Temer, lamentó el "infausto" accidente aéreo sufrido hoy por el equipo de fútbol del club Chapecoense en Colombia e informó de que el Gobierno ha ofrecido cuatro aviones para repatriar a las víctimas.

En el accidente, ocurrido cuando el avión se aproximaba a Medellín, murieron al menos 75 de las 81 personas que iban a bordo, incluidos muchos de los jugadores del Chapecoense, que iban a disputar el primer partido de la final de la Copa Suramericana frente al Atlético Nacional colombiano.

Temer participó en un acto público del Poder Judicial que comenzó con un minuto de silencio por la tragedia, volvió a manifestar su "pesar" por el "infausto acontecimiento" y dijo que el Gobierno "lo único que puede hacer en este momento es ofrecer apoyo".

En ese sentido, explicó que la Fuerza Aérea Brasileña ya puso a disposición de los familiares de las víctimas cuatro aviones, que pudieran ser usados para trasladarlos hasta Medellín o bien para repatriar los cuerpos de los fallecidos.

El avión estrellado pertenecía a la empresa boliviana Lamia y había sido fletado por el Chapecoense para la que sería su primera final de un torneo internacional en sus 43 años de historia.

En el accidente fallecieron casi todos los jugadores del equipo, así como 22 periodistas, directivos del club y otras personas que formaban la delegación del equipo brasileño.