Diario Vasco

Tokio, 29 nov (EFECOM).- La bolsa de Tokio registró hoy una leve caída debido a la fortaleza del yen frente al dólar y a la cautela de los inversores antes de la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que podría afectar a los precios del crudo.

El índice Nikkei cerró hoy con un retroceso de 49,85 puntos, un 0,27 por ciento, y quedó en los 18.307,04 puntos, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, perdió 1,01 puntos, un 0,07 por ciento, y cerró en las 1.468,57 unidades.

El parqué tokiota abrió a la baja después de que en la víspera el índice Dow Jones de la Bolsa de Nueva York sufriera su primer retroceso tras cinco ascensos consecutivos, y también ante la precaución de los inversores previa a la reunión de la OPEP.

Los ministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo se reúnen hoy en Viena, en su cita semestral, en medio de peticiones de algunos de sus miembros para que se apruebe una reducción en las cuotas de producción.

La OPEP está produciendo petróleo en niveles récord, a pesar del exceso de oferta en el mercado y la desaceleración en las importaciones de algunos países claves, lo que provoca una caída de los precios desde el segundo semestre de 2014 y también ha tenido impacto sobre los mercados financieros y de divisas.

Entre los inversores de Tokio "predomina la incertidumbre sobre si la OPEP será capaz de acordar recortes de la producción", señaló en este sentido Akira Tanoue, analista de Nomura Securities, en declaraciones a la agencia Kyodo.

Asimismo, la persistente firmeza del yen frente al dólar perjudicó al sector exportador nipón, ya que esta tendencia reduce sus ingresos al repatriarlos y hace a las compañías niponas menos competitivas en el exterior.

Así lo reflejan las caídas del grupo tecnológico Hitachi (1,1 por ciento) y del fabricante automovilístico Suzuki Motor (1,7 por ciento).