Diario Vasco

Madrid, 29 nov (EFECOM).- La cadena hotelera Best Western tiene previsto en su plan de expansión para el mercado ibérico pasar de sus siete hoteles asociados actualmente hasta los treinta en 2021, con especial interés en las ciudades en donde mayor tránsito operacional aéreo se produce.

De esta manera, el objetivo principal de la cadena se centra en conseguir acuerdos con hoteles en Madrid, Barcelona y Lisboa, aunque en el futuro también podrían llegar a ciudades como Bilbao, Sevilla, Málaga, Valencia o Alicante.

Este objetivo a cinco años ampliaría en un 400 % la actual cartera de la cadena, ya que en 2016 tiene asociados cinco hoteles en España, tres en Barcelona, uno en Madrid y otro más en Salobreña (Granada), y dos más en Portugal, en Faro y Oporto.

Best Western pretende desarrollar este plan apoyado en una nueva imagen y la implantación de avances tecnológicos, según comunicó hoy la cadena en una conferencia de prensa en Madrid.

El director de Desarrollo y Operaciones para España y Portugal de la compañía, Oriol Maresch, ha recordado que Best Western aporta hasta un 30 % del volumen de su negocio a sus asociados.

Según Maresch, otros beneficios que la marca aporta a los hoteles es la de pertenecer a un grupo mundial en el 'top-ten' del turismo, ayudas a la gestión, planes de fidelización, nuevos sitios web, la presencia en redes sociales, la venta online, estrategias de mercadotecnia o la participación en las mayores ferias internacionales de turismo.

El responsable de la cadena en España ha señalado que cualquier hotelero que muestre interés por asociarse "será bienvenido".

En 2015, la cadena ha informado de que aportó un volumen de negocio a sus establecimientos de España y Portugal por valor de 2,31 millones de euros, que en 2016 prevé que este indicador sea un 36 % mayor.