Diario Vasco

Madrid, 29 nov (EFECOM).- Las estaciones invernales oscenses de Astún y Candanchú han anunciado que abrirán sus instalaciones el próximo viernes e inaugurarán así de forma conjunta la temporada 2016-2017.

Ambas estaciones ofrecen su dominio esquiable bajo la denominación de 100K con la que van a poder ofrecer a sus clientes un total de 101 pistas, 14 itinerarios y 40 remontes con una capacidad de transporte de 46.000 personas por hora, informan ambas estaciones en una nota de prensa.

Además, las estaciones estarán comunicadas de manera permanente por un servicio de transporte gratuito, que realizará el trayecto en unos ocho minutos.

Para mañana han anunciado la emisión del parte de nieve de previsión de apertura en el que darán a conocer el número de pistas, kilómetros esquiables y remontes disponibles en ambos centros invernales.

La oferta de nieve de ambos centros incluye la posibilidad de realizar en el mismo espacio esquí alpino, "snowboard", esquí nórdico o biatlón, además de un circuito de conducción en nieve ubicado en pleno corazón de las pistas a 2.000 metros de altura.

Candanchú ha invertido alrededor de dos millones de euros para renovar y modernizar sus pistas, instalaciones y servicios y proporcionar así a los aficionados una mejora en la práctica del esquí.

Algunas de esas mejoras incluyen cañones de innivación con la tecnología más avanzada, nuevas máquinas pisanieve y la ampliación de la zona de embarque y desembarque de la telesilla del Tobazo, donde se utilizará un material que permitirá subir a las pistas y bajar sin necesidad de nieve.