Diario Vasco

Madrid, 29 nov (EFECOM).- El alquiler de una vivienda próxima a las pistas de esquí cuesta de media 562 euros semanales, frente a los 560 de 2015, lo que supone un aumento del 0,4 %, según datos del portal inmobiliario Pisos.com.

Los incrementos más pronunciados se registran en Granada (4,4 %), Girona (3,9 %) y Asturias (3,8 %).

Sólo tres zonas de montaña reducen sus precios frente al año pasado: Lleida (-6,9 %), La Rioja (-2,7 %) y Teruel (-2,3 %).