Diario Vasco

(Actualiza la FC2140 con más elementos ofrecidos por la empresa)

La compañía subrayó que se discutirán "las bajas voluntarias, reubicaciones y jubilaciones anticipadas" y que "consultará a fondo con sus agentes sociales cada uno de los pasos que habrá que dar", una forma de excluir de entrada el recurso a despidos.

A ese respecto, Yvonnick Dréno, representante del sindicato francés Fuerza Obrera (FO), explicó que la dirección de Airbus les había asegurado que hará lo posible para que esta reorganización no sea traumática.

"Sería inaceptable que haya despidos" teniendo en cuenta la buena situación económica de la empresa, añadió Dréno en declaraciones al canal "BFMTV".

El grupo europeo de aeronáutica, defensa y espacio señaló que los recortes afectarán principalmente a las direcciones de soporte e integradas, así como a la dirección de tecnología.

Además, la fusión de las estructuras se traducirá en el traslado con carácter definitivo a la sede central de Toulouse de las que todavía subsisten en París y Múnich, con la transferencia de 325 empleados.

En paralelo, Airbus dijo que creará "en torno a 230 puestos de trabajo para asegurar las habilidades necesarias para que la compañía pueda avanzar en esta era de transformación digital".

De acuerdo con la versión de Dréno, en Francia se eliminarían 440 puestos de trabajo netos, esencialmente por el cierre del centro de Suresnes, en las afueras de París.

Así, en Suresnes (unidad dedicada sobre todo a la investigación) desaparecerán 308 empleos y otros 150 trabajadores tendrán que desplazarse al complejo de Toulouse.

El responsable ejecutivo del grupo Airbus, Tom Enders, señaló que la fusión con la división de aviones comerciales (la mayor de la compañía), anunciada a finales de septiembre y que será efectiva a partir del próximo 1 de enero, es "un paso lógico y necesario en (el) camino hacia la integración, que se inició ya en 2012".