Diario Vasco

Bogotá, 29 nov (EFE).- La Aeronáutica Civil de Colombia (Aerocivil) confirmó que 81 personas viajaban en el avión que transportaba al equipo de fútbol brasileño Chapecoense que se estrelló anoche cuando se dirigía al aeropuerto José María Córdoba de Medellín, según el cual hay al menos 6 supervivientes.

"Una aeronave procedente de Bolivia de la empresa Lamia con matrícula CP2933 RJ 80 se accidenta en el Cerro El Gordo, en cercanías al municipio de La Unión, Antioquia, con 72 pasajeros y 9 tripulantes a bordo, los cuales pertenecen al equipo Chapecoense de Brasil", señaló Aerocivil, en un comunicado.

El aparato, que había salido de Brasil en la tarde del lunes e hizo una escala en el aeropuerto Viru Viru, de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), se dirigía a Medellín, donde el Chapecoense tenía previsto jugar el miércoles el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana con el Atlético Nacional.

El siniestro se produjo en inmediaciones del cerro El Gordo, en jurisdicción del municipio de La Unión, en el departamento de Antioquia, cercano a Rionegro, donde está ubicado el aeropuerto José María Córdoba.

Según la Aerocivil, organismos de socorro "atienden en este momento la situación y proceden al traslado de los heridos a diferentes centros asistenciales de la región".

El aeropuerto de Medellín informó, por su parte, en un comunicado de que han sido localizados "seis sobrevivientes".

En su nota, el aeropuerto agregó que el avión, con matrícula boliviana, "se declaró en emergencia" a las 22.00 hora local (03.00 GMT del martes) "por fallas eléctricas, según lo informado a la torre de control de la Aeronáutica Civil".

"La Policía ya hace presencia en el sitio del siniestro, al cual solo se puede acceder vía terrestre y las condiciones climáticas están con baja visibilidad", agrega la información facilitada por el aeropuerto José María Córdoba.

Según las autoridades del aeródromo, un helicóptero UH60 de la Fuerza Aérea Colombiana que despegó hacia el lugar del siniestro "debió cancelar la misión por las condiciones adversas en el lugar".

Se ha instalado un puesto de mando unificado, liderado por el director de la Aerocivil, Alfredo Bocanegra, en el aeropuerto para atender la situación.