Diario Vasco

Madrid, 18 nov (EFE).- La Plataforma de Afectados por los Préstamo Renta Universidad (PRU) ha insistido hoy en pedir una solución a su "dramática" situación y por ello ha presentado una reclamación de responsabilidad patrimonial contra el Ministerio de Educación.

A las puertas del registro de Educación, el abogado de los afectados por el PRU, Miguel Ángel Llamas, ha calificado de "préstamos mercantiles" las ayudas que se dieron en su día a estudiantes de posgrado a cambio de empezar a pagarlas cuando trabajaran.

Esos préstamos no proporcionaron ayuda sino que "generaron una situación de endeudamiento que agobia y angustia a miles de personas", según Llamas.

Se ha mostrado "optimista" ante la situación, pues ha reconocido que es "poco dinero" el que reclaman a la Administración, pero ha amenazado con acudir a los tribunales si la resolución del Ministerio "no responde a las exigencias".

Los PRU fueron una línea de crédito ICO concedida a miles de estudiantes para ayudarles en la financiación de sus estudios de posgrado bajo unas condiciones muy favorables, ya que en su primera convocatoria incluían la devolución del dinero sin intereses y con un umbral de renta de 22.000 euros para empezar a pagar.

En su reclamación, la Plataforma ha exigido que se apliquen esas condiciones iniciales de devolución a todos los estudiantes que se acogieron al préstamo, además de anular las cláusulas "abusivas" que les han impuesto las entidades bancarias.

Alrededor de una docena de damnificados han acompañado al letrado a registrar la reclamación, a la que también se han adherido otros 200 perjudicados.

También ha acudido la diputada por En Marea, Ángela Rodríguez, quien ha querido mostrar su apoyo a los afectados y ha exigido que la educación "no se mercantilice".

Algunos afectados han criticado la mala comunicación que hubo con este programa desde 2008-09, cuando empezó la crisis.

"A mí me engañaron totalmente. Mi notario me comunicó la información del primer PRU (2007), no la de mi convocatoria", ha asegurado Ana Isabel García, una de las perjudicadas que se ha personado en el Ministerio.