Diario Vasco

Bilbao, 19 oct (EFE).- Ernesto Valverde, entrenador del Athletic Club, subrayó que los dos partidos frente al Genk, el de mañana en Bélgica y el de dentro de dos semanas en San Mamés, "son la clave" para que el equipo rojiblanco logre la clasificación para la siguiente ronda de la Liga Europa.

"Este primero es uno de los momentos importantes de esta fase de clasificación. Es un partido clave, no tengo ninguna duda", recalcó el técnico del conjunto bilbaíno en la rueda de prensa que ofreció antes del entrenamiento desarrollado en el Luminus Arena, escenario de partido que comenzará el jueves a las 21.05 horas.

Valverde añadió que el único objetivo del Athletic será "salir al campo a ganar" un partido que espera será "de más exigencia de lo que la gente pueda pensar".

"Tienen jugadores fuertes y rápidos y en los duelos uno contra uno debemos estar fuertes e intentar que no nos desborden para desarrollar nuestro juego de ataque. Si no estamos atentos a las vigilancias nos pueden hacer mucho daño, porque con espacios son un equipo peligroso", explicó.

El técnico destacó el "buen juego de ataque" del Genk, especialmente el de León Bailey, Nikos Karelis y Thomas Buffel, y la aportación en la faceta de creación del español, exjugador de Betis y Rayo Vallecano, Alex Pozuelo.

Por último, el 'Txingurri' aseguró que este encuentro europeo no se va a ver condicionado por el partido de Liga del próximo domingo en el Santiago Bernabéu frente al Real Madrid.

"Hay que ir paso a paso. El partido del domingo tiene unas connotaciones determinadas, pero el importante ahora es el de mañana. No tengo en mi cabeza nada más que este partido por nuestra situación clasificatoria y porque no tenemos margen", incidió.

Tras la rueda de prensa los 20 jugadores desplazados a Bélgica han entrenado en el escenario del partido con la presencia con aparente normalidad, al menos en los primeros minutos, de Íñigo Lekue y Yeray Álvarez, que sufrieron sendas contusiones en el clásico vasco del pasado domingo frente a la Real Sociedad.