Diario Vasco

Madrid, 19 oct (EFECOM).- El consejero económico de la Embajada de China en España, Chen Yuming, ha dicho hoy que los empresarios españoles "todavía desconocen" el corredor ferroviario de mercancías entre Madrid y Yiwu (China) que, por ahora, "no está funcionado al cien por cien" a la espera de mejoras técnicas y logísticas.

Yuming ha participado hoy en un foro de promoción de esta línea férrea de 13.052 kilómetros, la más larga de mundo, que ha sido organizado por la Fundación para la Promoción del Intercambio Comercial entre Yiwu y España (Fiye) y el Real Instituto Elcano.

Según Yuming, el desconocimiento desde España es el "gran problema" al que se enfrenta este corredor ferroviario que ha transportado, en viajes de frecuencia semanal, 6.000 contenedores desde su lanzamiento en noviembre de 2014.

De ellos, solo 400 contenedores partieron de Madrid a China, frente a 5.600 en sentido inverso: "un desajuste que se debe corregir", según el investigador principal del Real Instituto Elcano para la región Asia-Pacífico, Mario Esteban.

El segundo de los impedimentos para el Gobierno chino son los tres cambios de ancho de vía a lo largo del trayecto y los cambios de conductor en cada país por el que pasa, una "operación que cuesta dinero" y que "convendría eliminar compartiendo un único ancho" en todo el recorrido.

Por ahora, el aceite y el vino son los dos productos más exportados desde España por este tren, aunque se enfrentan a otro "contratiempo importante": en los meses más duros del invierno las mercancías se congelan a su paso por Rusia.

"Convendría implantar vagones climatizados para alimentos perecederos", ha explicado el exconsejero económico en la Embajada de España en China Javier Serra, quien ha concretado que recientemente se han firmado protocolos entre España y China para el comercio de cítricos, fruta de hueso y productos cárnicos españoles.

Esta conexión ferroviaria, también conocida como Yixin'Ou, está "muy pensada" para alimentos perecederos y bienes intermedios utilizados en cadenas de montaje, ya que el tren tarda 21 días en cubrir todo el trayecto, frente a 42 del barco.

Desde su lanzamiento hace dos años, los tiempos de viaje se han acortado de 30 a 21 días y Yuming ha anunciado que incluso en un futuro podría reducirse a entre 17 y 19 días.