Diario Vasco

Madrid, 19 oct (EFE).- El diestro Alejandro Talavante ha sido declarado triunfador de la temporada 2016 por los recuperados premios Mayte Commodore, que vuelven a escena después de más de veinte años sin convocarse.

En esta versión renovada de estos prestigiosos premios se viene a reconocer lo mejor de cada temporada, y, además de Talavante, otros de los premiados han sido: Andrés Roca Rey, como joven valor 2016; Luis David Adame, como mejor novillero; Diego Ventura, como mejor rejoneador; y Núñez del Cuvillo, como ganadería más completa.

El jurado, compuesto por algunos de los periodistas taurinos de los principales medios de comunicación nacionales y especializados, también ha determinado, de manera unánime, que el premio a la trayectoria profesional se conceda a Victorino Martín Andrés, por toda una vida dedicada al toro bravo y en el año que se cumple el cincuenta aniversario de la primera vez que lidió con su nombre.

Habrá también un reconocimiento al fomento de la tauromaquia y, de manera excepcional, una mención especial al torero fallecido Víctor Barrio.

Los premios Mayte Commodore, que ahora se recuperan, eran unos de los más prestigiosos galardones del mundo taurino madrileño, nacidos en la década de los sesenta, y que venían a reconocer a los triunfadores de la feria de San Isidro en este afamado restaurante de la capital.

Dejaron de convocarse en los años noventa y ahora vuelven a hacerlo más de veinte años después para distinguir lo mejor de cada temporada.

El trofeo es una escultura hecha por el artista Fernando Oriol de manera expresa para los Premios Commodore 2016, que será entregada los premiados el próximo mes de noviembre.