Diario Vasco

Sueña

Raimundo Díaz.

Madrid, 19 oct (EFECOM).- La bolsa española ha subido hoy el 0,96 por ciento y se ha acercado a 9.000 puntos animada por el sector bancario después de que el repunte del precio del petróleo a más de 53 dólares el barril aventara la cercanía de la adopción de medidas monetarias restrictivas por la Reserva Federal y el BCE.

Sueñan los bancos y los adoradores del dinero con un incremento de los tipos de interés que restauren los márgenes dañados de su armazón por las decisiones que ellos mismos han promovido a través de la adopción de una política monetaria laxa que les adjudicara ayudas y les otorgara dinero regalado a costa de los ciudadanos.

Tan real se representa la ensoñación que sus ideales se materializan en el avance de los grandes bancos y de la bolsa, que vuelve a niveles del comienzo de septiembre pasado.

Los motores del sueño los encontramos en las expectativas de un crecimiento de la inflación por el alza del precio del petróleo (el futuro de barril Brent avanzó hoy hasta 53 dólares) y de una mejora de la actividad de la economía china al mantenerse su PIB del tercer trimestre en el 6,7 por ciento y crecer las ventas minoristas el mes pasado al 10,7 por ciento.

Con estos precursores, el apoyo de Wall Street (subía a esta hora el 0,4 por ciento), la debilidad del euro (cotizaba a 1,096 dólares) y la superación ayer de resistencias -nivel que impide avances- que despejan el camino hacia cotas mayores, la bolsa española se acercó a 9.000 puntos y solo pierde este año el 6,22 por ciento.

De esta manera, con la prima de riesgo en 108 puntos básicos, el principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, ganó hoy 84,8 puntos, el 0,96 por ciento, hasta 8.950,1 puntos.