Diario Vasco

Seúl, 19 oct (EFECOM).- La Bolsa de Seúl cerró hoy con un leve ascenso una jornada en la que los inversores no tomaron una postura clara y finalmente influyó la subida de Samsung Electronics, que recuperó terreno gracias a las compras de los accionistas extranjeros.

El índice referencial Kospi ganó 0,87 puntos, el 0,04 por ciento, hasta 2.041,30 unidades, con un volumen de contratación de 3.500 millones de dólares, mientras el tecnológico Kosdaq avanzó 0,97 puntos, el 0,15 por ciento, hasta los 661,26 enteros.

El principal indicador de la bolsa de valores surcoreana cerró hoy con un ligero repunte en la que ha sido la tercera sesión consecutiva al alza después de la caza de gangas tras las pérdidas de la semana pasada.

Los inversores extranjeros apostaron por las acciones de Samsung Electronics, la empresa con mayor capitalización de mercado del Kospi, que han perdido valor en las últimas semanas por la retirada del mercado del Galaxy Note 7 a causa de incendios en algunos terminales.

El gigante tecnológico y valor de referencia del mercado bursátil local cerró la sesión de hoy un 2,27 por ciento al alza.

El principal fabricante de automóviles del país, Hyundai Motor, perdió un 1,12 por ciento y su filial Kia Motors vio caer sus acciones un 0,48 por ciento.