Diario Vasco

Bruselas, 19 oct (EFE).- La Comisión Europea (CE) propuso hoy crear un nuevo sistema de certificación electrónica para productos orgánicos importados, que busca mejorar la trazabilidad de estos alimentos y reducir el riesgo de potenciales fraudes, informó el Ejecutivo comunitario.

"Este sistema no solo va a proporcionar una simplificación para los operadores, lo que facilitará el comercio, sino que incrementará la confianza de los consumidores en los productos orgánicos", subrayó el comisario de Agricultura, Phil Hogan, en un comunicado.

Esta normativa empezará a aplicarse en seis meses y da respuesta a una serie de recomendaciones del Tribunal de Cuentas, en 2012, y a la petición de diferentes Estados miembros de la UE que manifestaron sus dificultades para supervisar los movimientos de productos orgánicos y la consistencia de los certificados de control a la hora de importar.

En términos prácticos, los cambios requerirán un nuevo certificado electrónico al sistema de trazabilidad comunitario (conocido como Sistema de Control Comercial y Experto), accesible de manera permanente para que las autoridades puedan obtener información.

Una vez empiece a aplicarse el mecanismo, en abril de 2017, habrá un periodo de transición en el que tanto la certificación electrónica como en papel podrán utilizarse.

El objetivo es que en octubre de 2017 la importación de productos orgánicos esté cubierta solo por un certificado electrónico.

Según la CE, los cambios buscan también reducir la carga administrativa para operadores y autoridades y proporcionar una estadística más amplia de la importación de orgánicos.