Diario Vasco

Madrid, 19 oct (EFE).- El grupo parlamentario del PNV pide que Adif y la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes) presente los avales (comfort letters) que garantizan la viabilidad y el futuro de la sociedad interinstitucional Bilbao Ría 2000, participada por la Administración central y por instituciones vascas.

El grupo parlamentario del PNV ha registrado una enmienda a la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera que se debatirá mañana en el pleno del Congreso con el fin de que se proceda a la autorización con relación a los términos del Contrato de Crédito Sindicato renovado en 2016 a favor de Bilbao Ría 2000.

El objetivo es que Adif y Sepes procedan a formalizar las garantías correspondientes solicitadas por las entidades financieras y que sirven para refinanciar la deuda de Bilbao Ría 2000.

Además, la enmienda propone que se autorice a Adif y Sepes para que procedan a la asunción de sus compromisos plurianuales y realicen las aportaciones necesarias acordadas en favor de esta entidad.

El PNV justifica que ante la incertidumbre sobre la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2017 es necesario habilitar con carácter extraordinario a las entidades mencionadas para que formalicen las garantías correspondientes que solicita la banca.