Diario Vasco

Tokio, 19 oct (EFECOM).- Operadores turísticos que comercializan la ruta Madrid-Tokio de Iberia, únicos vuelos directos entre España y Japón, confían en que la aerolínea aumente sus tres frecuencias actuales ante su "buena acogida" y que lo haga en un "futuro cercano", tras su regreso a este destino después de 18 años.

Así lo han manifestado fuentes del sector a los medios congregados en un acto celebrado en la embajada de España en Japón, con motivo de la reanudación de la ruta, en el que intervino el presidente de Iberia, Luis Gallego, los representantes de Turismo de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento y el propio embajador, Gonzalo de Benito.

El presidente de Iberia destacó que aterrizar de nuevo en Japón y hacerlo en mejores condiciones que en 1986, siendo los únicos vuelos directos entre España y Japón, y con sus aviones más modernos y mejores servicios, es gracias a un trabajo de "mucho tesón".

"Estoy seguro de que, con la ayuda de todos, vamos a convertirnos en referente para quienes quieran volar a uno y otro lado", afirmó.

Gallego expresó su confianza en que la ruta Madrid-Tokio contribuya a incrementar las relaciones económicas, culturales y sociales entre España y Japón. "Nosotros vamos a poner todo nuestro empeño y nuestro compromiso con esta ciudad y con este país para que así sea", añadió.

Gallego destacó que con la reanudación de estos vuelos directos la compañía da "un paso más" en la construcción de la nueva Iberia, tras su transformación en los últimos tres años.

"Estamos a mitad de camino de conseguir la rentabilidad que nuestros accionistas esperan de nosotros y la calidad que se merecen nuestros clientes, pero hitos como el de hoy, nos animan a perseguir ese objetivo con más empeño y mayor ilusión si cabe", remarcó.

El embajador de España en Japón, Gonzalo de Benito, ha destacado que la reanudación de esta ruta supone un gran día en las relaciones entre ambos países al brindar la posibilidad de conectar con Europa y con América Latina a través de un 'hub' (centros de interconexiones) como Barajas, el mejor aeropuerto europeo conectado con esta región.