Diario Vasco

Berlín, 19 oct (EFE).- Uno de los cuatro policías contra los que abrió fuego hoy un ultraderechista en un registro policial en Georgensgmünd (sur de Alemania) murió a consecuencia de las heridas sufridas, informaron fuentes policiales.

Otro de los agentes heridos sigue en estado grave, mientras que los dos restantes sufrieron heridas leves y están fuera de peligro, añadió esta fuente.

El atacante, un hombre de 49 años y que tenía licencia de caza, se encuentra detenido, con heridas leves, y se espera que mañana pase a disposición judicial para prestar declaración.

El agresor pertenece presuntamente al movimiento "Reichsbürger" (Ciudadanos del Reich), grupo ultraderechista que no reconoce la legalidad de la República Federal Alemana (RFA) y niega el holocausto judío en la II Guerra Mundial.

El hombre tenía una licencia de caza y posee unas 30 armas de distinto calibre, incluidas algunas piezas históricas y otras de fabricación estadounidense.

Los hechos ocurrieron a las 04.00 GMT, cuando el sospechoso abrió fuego contra los policías en cuanto se percató de su presencia y sin que mediase ningún tipo de contacto.

El ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann, calificó a los "Ciudadanos del Reich" de "extremistas" y "peligrosos", porque no reconocen la legalidad, por lo que están vigilados por los servicios de inteligencia.

"Aparentemente se trata de gente que están dispuesta a ejercer una violencia brutal sobre representantes del Estado", indicó Herrmann, quien abogó por actuar "consecuentemente" y tomar las medidas "preventivas y represivas" necesarias para proteger a la ciudadanía de este grupo.

Hace menos de dos meses el desalojo forzoso de un miembro de los "Reichsbürger" derivó también en un tiroteo en Reuden (este de Alemania) en el que tres personas resultaron heridas, dos policías y el propio residente.

El día anterior ya se había intentado proceder al desalojo, sin éxito, y para entonces el residente, de 41 años, se había parapetado ahí junto con otros quince miembros de su grupo, que lanzaron piedras y otros objetos contra la policía.

Los "Ciudadanos del Reich" son un heterogéneo colectivo con ingredientes de secta que mantiene tesis como que la República Federal se fundó sobre fundamentos jurídicos ilegítimos y defiende que el III Reich sigue en pie, según una respuesta parlamentaria del Ministerio de Interior.

El documento, fechado en 2012 pero que hoy ha vuelto a difundir este departamento al considerarlo actual, indica -citando al Ministerio de Interior de Brandemburgo (este)- que este colectivo es una "especie de secta de ultraderecha" con un "núcleo de derecha radical no inofensivo".

Los "ciudadanos del Reich" se niegan a pagar impuestos, defienden "teorías de la conspiración" y tesis "esotéricas", como que las fronteras verdaderas de Alemania son las de 1937, que les llevan a fabricar documentos de identidad falsos o atribuirse funciones ministeriales en su supuesto estado.