Diario Vasco

Madrid, 19 oct (EFE).-El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha recordado hoy que los ceses del presidente y un consejero de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) a raíz de su integración en la CNMC son anteriores a su llegada al cargo.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) ha rechazado el cese de Bernardo Lorenzo, entonces presidente de la CMT, y del consejero Xabier Ormaetxea, con motivo de la integración de ese organismo en la CNMC, al considerar que es contrario al derecho comunitario.

Durante su intervención en la Comisión de Economía del Congreso, Marín Quemada ha explicado que, cuando se produjeron los hechos, la CNMC no existía y él, por lo tanto, no era presidente.

"Yo estaba en otros menesteres, en el sector financiero y en el Banco de España", ha apuntado tras aseverar que tampoco tuvo nada que ver con la creación de este nuevo modelo.

"Me encontré con un modelo ya establecido", ha afirmado.

La sentencia europea considera que es "contrario al derecho de la Unión" el cese del presidente y de un consejero de una autoridad nacional de reglamentación antes de la finalización de su mandato sin que estén previstas disposiciones que permitan garantizar que el cese no menoscaba la independencia de dicha autoridad.

Marín Quemada ha precisado que la sentencia del Tribunal Europeo responde a las preguntas prejudiciales que le remitió el Tribunal Supremo sobre las demandas presentadas por estos cargos.

El Tribunal de Justicia de la UE no cuestiona la integración de la CMT en la CNMC, que se llevó a cabo en junio 2013 como consecuencia de una ley que agrupó en este organismo todas las autoridades reguladoras españolas, sino el despido de dos directivos.

"El tribunal de justicia responde a las cuestiones que se plantean con carácter interpretativo", ha argumentado Marín Quemada.

El presidente de la CNMC ha reiterado que seguirá las indicaciones de las Cortes sobre cualquier modificación del modelo actual de la entidad.

"Tenemos obligación de asumir la ley que dictamine el Parlamento", ha dicho.