Diario Vasco

Madrid, 19 oct (EFE).- LaLiga ha denunciado insultos y cánticos ofensivos de las aficiones del Leganés, el Lugo y el Córdoba durante la última jornada de Liga, pese a las medidas de prevención de la violencia adoptadas por los citados clubes previas a los encuentros.

En su escrito, LaLiga refleja que en el Leganés-Sevilla, con el juego parado tras una falta cometida sobre un jugador local, desde distintas zonas del campo se entonó durante unos 15 segundos, de forma coral y coordinada, la expresión "PUTA SEVILLA PUTA SEVILLA".

El cántico procedió de diversos lugares del estadio de Butarque donde había seguidores locales, aunque es difícil calcular el número de éstos, según ha señalado LaLiga, que ha destacado que en el recinto figuran expuestos carteles con el Reglamento de prevención de la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte.

También el Leganés realizó registros y controles en los accesos a su campo y llevó a cabo durante el encuentro y en los días previos al mismo iniciativas para pedir respeto a los aficionados.

En el caso del Lugo-Getafe la denuncia es consecuencia de la actitud de los seguidores del club gallego, miembros del grupo conocido como "Siareiros Lugo" y entre los que se encontraban integrantes de "Brigadas Lucenses", ubicados delante de una pancarta con la inscripción "Siareiros Lugo".

Estos aficionados, que según Laliga eran unos cien, profirieron insultos hacia jugadores del equipo rival y hacia el árbitro en tres ocasiones en los minutos finales del partido, insultos que no fueron secundados por el resto de la afición, que tuvo un comportamiento "absolutamente correcto durante todo el partido".

La otra denuncia de LaLiga corresponde al comportamiento de medio centenar de aficionados del Córdoba en el partido contra el Sevilla Atlético, que en un momento en el que había un jugador rival tendido sobre el campo gritaron "písalo, písalo" y a continuación dedicaron insultos al conjunto rival.

Pese a esto, el Córdoba también expuso en sus puertas de acceso el reglamento de prevención de la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte y entre las medidas preventivas antes del encuentro el director de seguridad inspeccionó los instrumentos de animación de los aficionados locales -pancartas, megáfonos, bombos y banderas- que quedaron custodiados en el estadio hasta antes del comienzo del partido.