Diario Vasco

Tokio, 19 oct (EFECOM).- El vuelo inaugural de Iberia a Tokio aterrizó esta mañana en el aeropuerto de Narita, tras recorrer los 11.165 kilómetros -la ruta más larga de la compañía- que separan la capital japonesa de Madrid en 12 horas y 40 minutos, 15 minutos antes de la hora prevista.

El presidente de Iberia, Luis Gallego, ha señalado, después de que el avión aterrizara y recibiera un bautizo de agua, que "hoy es un día muy especial" para la compañía porque vuelve a Japón tras 18 años de ausencia.

"Hemos trabajado con mucho tesón en estos últimos años en Iberia para que ese día se hiciera realidad", ha subrayado Gallego, para añadir que, a partir de hoy, la compañía volará tres veces a la semana entre Madrid y el aeropuerto de Narita "con nuestro avión más moderno, el A330-200, y con nuestro mejor servicio".

Gallego ha destacado que desde Madrid, los clientes japoneses podrán continuar su viaje al resto de los destinos de la compañía española en Europa, España, África e incluso Latinoamérica.

Con esta ruta, España y Japón vuelven a estar unidos con un vuelo sin escalas, "lo que sin duda contribuirá a estrechar las relaciones económicas, turísticas y culturales entre ambos países", ha indicado.

En la misma línea, el embajador de España en Japón, Gonzalo de Benito, ha afirmado que este vuelo directo "va a ser una gran aportación a las relaciones políticas, económicas, culturales, a un mayor conocimiento de la sociedad civil y a un incremento de los flujo turístico entre ambos países".

De Benito ha recordado que hace tres años se firmó en Tokio un gran acuerdo que rige las relaciones bilaterales entre ambos países, en el que se señala como uno de los objetivos prioritarios el poder tener una conexión aérea directa entre España y Japón.