Diario Vasco

Tarragona, 19 oct (EFE).- El subdelegado del Gobierno en Tarragona, Emilio Ablanedo, ha respondido hoy al RACC que, según datos de la Unidad de Carreteras del Ministerio de Fomento en la provincia, se ha reducido la mortalidad en la N-340 "un 80 % en los primeros tres trimestres del año en curso".

Ablanedo ha contestado así a la campaña lanzada ayer por el RACC en varios periódicos en la que denuncia la "pasividad" de Fomento frente a los accidentes "predecibles", que han ocasionado 9 muertos en los últimos 12 meses en el tramo de la N-340 que discurre por la provincia de Tarragona.

Según Ablanedo, Fomento trabaja para "acercarnos lo máximo posible a la siniestralidad cero" con las medidas impulsadas por la Unidad de Carreteras: la limitación de adelantamientos mediante el pintado de doble línea continua, instalación de bandas sonoras rugosas y captafaros y la reducción de la velocidad a 80 km/h en los tramos en los que se ha aplicado la medida, además de la construcción de rotondas.

"Un análisis de los datos arroja un resultado contundente: pasamos de los 15 fallecidos durante el 2015 a dos en los primeros tres trimestres de 2016, y de 9 accidentes frontales en 2015 en los dos tramos en los que este año se ha pintado la doble línea continua, a dos, una reducción del 70 %. Aunque insistimos en que toda vida cuenta, no podemos aceptar que se nos defina como 'pasivos' ante la problemática que hay en la N-340", ha declarado el máximo responsable del Gobierno de España en Tarragona.

Por último, Emilio Ablanedo ha querido manifestar su sorpresa por el hecho de que "una entidad privada como el RACC califique las recientes propuestas del secretario de Estado de Fomento, Julio Gómez Pomar, como soluciones que no concretan nada".

Ablanedo insiste que el acuerdo para desviar los camiones por la autopista AP-7 "está muy avanzado y sólo pendiente de la formación del nuevo Gobierno de España, y cerrar el tema con el Govern de la Generalitat".

El Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) insistió ayer en su petición para que se prohíba la circulación de camiones en la N-340 en Tarragona y se les desvíe a la AP-7, con una bonificación del 50 % en el peaje, para evitar la alta siniestralidad de la vía, con 9 muertos en doce meses.