Diario Vasco

Cannes , 19 oct .- Un grupo de expertos del mundo televisivo mostró su inquietud por el impacto del "brexit" en el sector, informó hoy la publicación Mipcom News, que se edita durante el MIPCOM de Cannes, el mayor mercado mundial de contenido televisivo.

Durante un coloquio en la poderosa feria que esta semana celebra su 32 edición, todos los participantes coincidieron en que los límites a la libre circulación de fuerza de trabajo afectarán duramente a la industria audiovisual británica.

"Cerca del 6 % de la fuerza de trabajo en la industria creativa del Reino Unido viene de la Unión Europea", dijo el presidente de la productora Pact, John McVay.

El ejecutivo explicó que uno de los argumentos que el sector le está dando al Gobierno británico es que si la industria del país no tiene acceso al "talento" internacional no será tan buena.

Añadió que la caída de la libra esterlina ayudará por un tiempo y que aunque no tendrá un impacto directo, atraerá inversión al país.

"Muchos programas estadounidenses están a punto de llegar al Reino Unido porque el cambio de divisa es muy favorable", agregó.

Sin embargo, es complicado calcular el impacto que probablemente tendrá el "brexit" en la financiación comunitaria de directores, productores o guionistas, entre otros, ya que está repartida entre muchas iniciativas.

McVay fue menos pesimista acerca de las ventas de contenido, porque Europa supone cerca de un 42 % de las exportaciones británicas, aunque los formatos británicos seguirán contando como "trabajos europeos bajo reglamento continental".

Por su parte, uno de los socios del gabinete de abogados Olswang, especializado en industria, John Esner apuntó que las negociaciones van a ser muy complicadas, al tiempo que consideró que todavía es demasiado pronto para ver cómo se va a consolidar el sector.

En lo que respecta a la nueva legislación comunitaria sobre el "copyright" y otros asuntos que conciernen al mundo audiovisual, el Reino Unido todavía tiene poder de decisión hasta que salga de la UE, explicó Esner, aunque cuestionó el alcance de ese poder en los debates, teniendo en cuenta su salida.

El panel de expertos habló de exenciones tributarias como un medio para que el Reino Unido sea más competitivo en el mercado global "postbrexit".

"Nos encantaría ver si los efectos de las exenciones tributarias que fueron tan satisfactorios en series y animación podrían extenderse a otros géneros", dijo el presidente de la productora Endemol Shine UK, Richard Johnston.

La única optimista entre los cinco expertos que participaron en el coloquio fue Amanda Bridge, directora de The Bridge, una empresa que ayuda a compañías de comunicación británicas a encontrar socios en Asia y que señaló que desde el referéndum los productores de habla inglesa se han dado cuenta de la "oportunidad fenomenal" que hay en ese continente.