Diario Vasco

Zaragoza, 19 oct (EFE).- El jugador del Real Zaragoza Erik Morán ha declarado hoy que la plantilla del conjunto aragonés tiene ganas de darle la vuelta "cuanto antes" a la mala racha por la que atraviesa.

El equipo maño acumula cinco jornadas sin ganar en las que ha sumado solo dos puntos de quince posibles. La última victoria del equipo zaragozano se produjo en la quinta jornada, hace un mes, en la que se impuso por 2-0 al Alcorcón.

El centrocampista opina que todos los equipos atraviesan por buenas y malas rachas y que en la actual el equipo tiene que estar "más unido que nunca".

"Estamos en una mala racha, nos está costando un poco salir y lo que hay que hacer es intentar darle la vuelta cuanto antes", ha reiterado el jugador vasco.

El mediocentro ha reconocido que cuando el Real Zaragoza encaja un gol los jugadores se vienen "un poco abajo" y que esa faceta y en la creación del juego es en las que tienen que mejorar.

Erik Morán ha negado que el enfrentamiento de la próxima jornada contra el Real Valladolid se pueda calificar de final: "estamos en la jornada once y si ya pensamos que es una final se nos va a hacer muy largo. Queda tiempo para mirar hacia arriba y es adonde vamos a mirar".

Preguntado por cómo ve a su entrenador, Luis Milla, en estos momentos complicados ha señalado que está "igual que desde el primer día que llegó".

El jugador zaragocista ha reconocido que a principio de temporada le costó un poco aclimatarse al cambio de posición que ha sufrido con respecto a la pasada campaña y que últimamente lo estaba haciendo mejor, pero que ahora, con la racha del equipo, parece que todo va peor.

Sobre su próximo rival ha apuntado que es "un buen equipo" y que Zorrilla es "un campo difícil" pero que el Real Zaragoza lleva dos años seguidos ganando allí y que espera que este sea "el tercero".