Diario Vasco

Fráncfort , 19 oct .- El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) discutirá sobre la dirección que va a tomar, aunque el jueves no anunciará nuevas decisiones de política monetaria, según prevén los mercados.

Pese a rumores de que el BCE va a comenzar a normalizar su política monetaria y a reducir los estímulos monetarios, el consejo de gobierno debatirá la posibilidad de ampliar el programa de compra de deuda más allá de marzo de 2017.

El BCE ha negado que el consejo de gobierno haya discutido una reducción del programa de compra de deuda pública y privada tras los rumores.

Dada la situación actual muchos expertos consideran que no es necesario que el BCE actúe de nuevo y que la retirada de estímulos sería prematura, pero otros opinan que debería comenzar a preparar a los mercados para una normalización de la política monetaria.

"No esperamos ninguna decisión nueva del consejo de gobierno del BCE hasta la reunión de diciembre. El jueves las discusiones se centrarán en la dirección que el consejo va a tomar", prevé el economista jefe de Commerzbank, Jörg Krämer.

El BCE va a comprar deuda pública y privada por un valor mensual de 80.000 millones de euros hasta marzo de 2017 o más allá, si es necesario, y en cualquier caso hasta que vea un ajuste sostenido en la inflación consistente con su objetivo.

Algunos economistas y los mercados prevén que el BCE prolongará su programa más allá de marzo de 2017.

El BCE considera que el programa de compra de deuda se ha implementado sin problemas pero que la escasez de algunos bonos públicos y la consiguiente subida de sus tipos de interés, supone más desafíos para implementar el programa en el futuro.

"A finales de 2017 el BCE habrá agotado los bonos públicos apropiados para sus compras y tendrá que dejar de comprar", dice Krämer.

El BCE presta a los bancos dinero al 0 % y les cobra un 0,4 % por el exceso de sus reservas en la entidad.

El presidente del BCE, Mario Draghi, enfatizará en la rueda de prensa tras la reunión que la entidad monetaria está comprometida a hacer lo que sea necesario para cumplir con su mandato de salvaguardar la estabilidad de precios, pronostica el economista jefe para la zona del euro de UniCredit Research, Marco Valli.

La tasa de inflación interanual en la eurozona aumentó hasta el 0,4 % en septiembre, dos décimas por encima del 0,2 % registrado en agosto.

Pero la inflación se sitúa muy lejos del objetivo del BCE, que es una tasa algo por debajo del 2 %.

Hasta que no se acerque a ese nivel es probable que el BCE mantenga los estímulos monetarios o, incluso, que los prolongue.

Sin embargo, el economista jefe de la aseguradora Allianz, Michael Heise, considera que "el nivel de los precios se mueve en la dirección correcta, no hay preocupación por una deflación en los mercados financieros y la política monetaria muy expansiva del BCE tendrá efectos algún tiempo".

"Desde el punto de vista macroeconómico, dada la situación económica estable, todo habla a favor de una reducción del volumen de compra del programa de adquisición de deuda a partir de abril de 2017", según Heise.