Diario Vasco

Bruselas, 19 oct (EFECOM).- La Comisión Europea (CE) abogó hoy por un nuevo método de cálculo que imponga derechos antidumping en casos en que industrias europeas, como la del acero, se vean afectadas por la sobrecapacidad en los mercados.

"Todo el mundo está convencido de que la sobrecapacidad es un cáncer en el mundo del comercio y de que hay que tomar medidas. ¿Por qué no tomarlas en determinados casos específicos?", indicó en una rueda de prensa el vicepresidente de la CE para el Empleo y el Crecimiento, Jyrki Katainen.

La CE adoptó hoy una comunicación (documento no legislativo) en la que argumenta cómo una nueva metodología para combatir el comercio desleal podría emplearse en casos en que las condiciones de mercado no prevalecen.

Estos cambios, respetando las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), permitirían a la UE imponer derechos antidumping más altos en casos concretos de sobrecapacidad de la producción en países exportadores.

Además, la nueva metodología permitiría a la UE detectar distorsiones en el mercado relacionadas con la intervención estatal en terceros países, que "enmascaran la verdadera extensión de las prácticas desleales".

La CE dijo a los Estados miembros en que la modernización de los instrumentos de defensa comercial necesaria "puede lograrse por medio de adoptar rápidamente" la propuesta que presentó en 2013 para tal fin.

A pesar de que la CE ha empleado al máximo todos los instrumentos de defensa comercial disponibles en la legislación comunitaria, se ha demostrado "que son insuficientes" para hacer frente a la sobrecapacidad, resultado de exportaciones desleales al mercado europeo, dijo Katainen.

La actual legislación impone un máximo a los derechos antidumping a través de la llamada "regla del derecho inferior", consistente en la aplicación de un derecho con el fin de eliminar los efectos del dumping en las importaciones de un producto en concreto, que se determinará en función del nivel de dumping o de los perjuicios a la industria, el que sea inferior.

Esto significa que en productos comparables objeto de dumping procedentes de China, como es el caso de ciertos productos de acero laminados en frío, de media el derecho antidumping impuesto por la UE era del 21,1 %, mientras que en Estados Unidos, donde la mencionada regla no se aplica, ese derecho ascendió de media al 265,8 %, indicó la CE.

La Comisión recordó que en su propuesta de reforma de los instrumentos de defensa comercial de 2013 ya abogaba por cambios en la aplicación de la regla del derecho inferior en "algunas circunstancias bien definidas", pero lamentó que los Estados miembros no hayan llegado aún a un acuerdo sobre el asunto.

En alusión al caso de China, la CE afirmó que "no concederá el estatus de economía de mercado a ningún país", pero se asegurará de que sus instrumentos de defensa comercial "estén adaptados para hacer frente a nuevos desafíos y realidades legales y económicas, mientras mantiene un nivel de protección equivalente".

El próximo diciembre vence el plazo en que se debe conceder a China este estatus, según los compromisos adoptados cuando Pekín se unió hace quince años a la OMC, lo que implica que la UE deberá cambiar el trato que da a ese país en las investigaciones antidumping.

La CE indicó que propondrá antes de finales de año un "nuevo método" para calcular el dumping en las importaciones desde los países en los que haya distorsiones en el mercado o en los que el estado tenga "una influencia generalizada en la economía".