Diario Vasco

Londres, 19 oct (EFE).- La Asociación Dental Británica (BDA, por sus siglas en inglés) condenó hoy en términos enérgicos la propuesta de un diputado para que se hagan pruebas dentales a los niños refugiados que llegan al Reino Unido a fin de verificar la edad.

En los últimos días han empezado a llegar al Reino Unido menores de 18 años procedentes del campo de refugiados de Calais (Francia), como parte de un plan de urgencia del Gobierno británico para acoger a menores con familiares en este país.

Algunos medios británicos han publicado las fotos de los refugiados y el diputado conservador galés David Davies ha cuestionado si realmente son menores de edad, por lo que ha propuesto que se les someta a pruebas dentales de rayos X.

Sin embargo, la BDA, que representa a dentistas y estudiantes de odontología, afirmó hoy que esos exámenes no serían éticos y cuestionó que las radiografías puedan determinar con exactitud si una persona es o no menor de 18 años.

El diputado "tory", presidente del Comité de Asuntos Galeses de la Cámara de los Comunes, ha colgado en su cuenta de la red social Twitter que los jóvenes "no parecen niños. Espero que no se abuse de la hospitalidad británica" y agregó que espera abordar este asunto en el Parlamento de Westminster (Londres).

Davies declaró también a la prensa británica que estas radiografías no serían inapropiadas si hay gente que pretende pasar por más edad de la que realmente tiene.

"Las pruebas son perfectamente éticas si la gente que viene aquí parece claramente tener más de 18 años", dijo.

Un portavoz de la BDA señaló hoy que los dentistas se oponen por completo al uso de los rayos X para determinar la edad de los refugiados.

"No sólo es un método inexacto para establecer la edad, es también inapropiado y no ético hacerle radiografías a la gente cuando no hay un beneficio para la salud", añadió.

"Los rayos X tomados por una razón clínica justificada no deben ser utilizados por otros motivos sin el consentimiento informado del paciente", agregó el portavoz de la BDA.

Los primeros adolescentes llegaron el lunes al Reino Unido y proceden de países en conflicto, como Siria o Sudán, y recibirán alojamiento temporal antes de que puedan reunirse con sus familiares, según indicó el Gobierno.

Funcionarios británicos han sido enviados a la zona para colaborar con las autoridades francesas en la identificación de los menores que necesitan ser llevados al Reino Unido, si bien no se ha indicado la cifra total de chicos que entrarán al país.

Organizaciones humanitarias que trabajan sobre el terreno han alertado de que cerca de 900 niños solos malviven el campamento de inmigrantes francés, que será clausurado en las próximas semanas.