Diario Vasco

Coslada, 19 oct (EFE).- Los grupos municipales del PP y Somos Coslada han criticado al Ayuntamiento, gobernado en minoría por el PSOE, por la venta de entradas con descuento para el teatro municipal dirigidas a colectivos vulnerables y que tienen una asignación única en el patio de butacas, la de las últimas filas, en la zona conocida como 'gallinero'.

Tanto Somos Coslada como el PP consideran que la gestión de entradas realizada por el Ejecutivo municipal es un caso de "discriminación" con las personas beneficiarias.

"El Gobierno ha excluido en las últimas cuatro filas a las personas mayores de 65 años, menores de 25, titulares del carné joven y desempleados y desempleadas", ha denunciado Somos Coslada en una nota de prensa.

"Nosotros apostamos porque estas personas cuenten con el 50% de descuento en las entradas de cualquier evento, pero no para apartarles en las localidades de la zona C, como ha hecho el equipo de Gobierno, sino para que ocupen cualquier asiento de manera indistinta", añade la nota.

Por su parte, el PP ha exigido una "rectificación inmediata" para que retorne la gestión de entradas a precios reducidos como se hacía en el teatro municipal La Jaramilla durante la pasada legislatura, cuando el PP estaba al frente del Ayuntamiento.

"Antes existían los mismos descuentos propuestos, pero era el espectador quien decidía dónde quería ver la obra", ha recalcado el portavoz municipal del PP, Raúl López.

Sobre la actual gestión de las entradas de teatro, el Gobierno municipal no ha informado de si habrá algún cambio tras las críticas recibidas por los parte de los dos partidos mayoritarios en la corporación.