Diario Vasco

Ginebra, 19 oct (EFE).- La mejor manera de velar por el respeto de los derechos humanos de los colombianos es alcanzar una paz estable y duradera, y es por ello que el Gobierno está plenamente comprometido en lograrla.

Así argumentó hoy Paula Gaviria Betancur, consejera presidencial para los Derechos Humanos del Gobierno de Colombia, que actuaba como jefa de la delegación que se presentó ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU.

Este organismo vela por el cumplimiento de los derechos fundamentales recogidos en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y, regularmente, hace un escrutinio de los países que se adhirieron al mismo.

Durante su alocución, Gaviria destacó que tras cinco años de conversaciones, Colombia logró alcanzar con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) un acuerdo de paz negociado.

"El Estado colombiano está convencido que la mejor manera para garantizar los derechos de los colombianos es asegurar una paz estable y duradera", dijo la experta.

Gaviria destacó que el acuerdo está "basado en un enfoque de derechos humanos y tiene como eje central el reconocimiento de los derechos de las víctimas, cuya participación activa en la mesa de negociaciones fue crucial".

Concretamente, citó que uno de los resultados del proceso ha sido el cese bilateral del fuego, y "ha permitido una reducción significativa del impacto del conflicto en los derechos de la población civil".

Asimismo, recordó que los acuerdos han permitido la salida de los menores de edad de los campamentos de las FARC, la limpieza y descontaminación de vastas áreas de territorio de minas antipersonal y otros explosivos y la búsqueda de personas desaparecidas.

Con respecto al resultado del referéndum del 2 de octubre, cuando por un estrecho margen ganó el "no" al acuerdo de paz, Gaviria dijo que no hará que el presidente, Juan Manuel Santos, cambie de rumbo y que trabajará por la paz "hasta el último minuto de su mandato".

Es por ello que "ha convocado a todos los sectores sociales y políticos del país para encontrar un consenso que permita seguir avanzando en el camino hacia la paz", dijo.

La jefa de la delegación se refirió además a las negociaciones de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional y recordó que el 27 de octubre en Quito se inicia el la fase pública de este proceso.

Con respecto a la política de derechos humanos en general, Gaviria destacó los logros alcanzados desde el último examen en lo referente a reparación y atención a las víctimas de conflicto, y a medidas de lucha contra la impunidad.

Con respecto al primer asunto, la jefa de delegación se refirió a la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, y dijo que a 1 de septiembre de 2016 más de 8 millones de víctimas se encontraban registradas, de las cuales la gran mayoría son "sujetos de reparación".

Asimismo, explicó más del 85 por ciento de estos 8 millones son personas desplazadas.

Hasta la fecha, 600.000 víctimas ha sido indemnizadas, sostuvo.

Gaviria destacó, además, que el Estado ha efectuado más de 270 actos de reconocimiento de responsabilidad y solicitud de disculpas.

En relación a la restitución de tierras, la experta informó de que se han restituido 192.000 hectáreas relacionadas con 12.700 casos.