Diario Vasco

Madrid, 19 oct (EFECOM).- El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha pedido hoy al futuro Gobierno y al Congreso que asignen al organismo regulador las competencias que establece la normativa europea, y ha planteado la posibilidad de "retocar" la Ley de 2007.

Durante una larga intervención de más de tres horas en la Comisión de Economía de la Cámara Baja, en la que ha hecho balance del ejercicio 2015 y ha avanzado el plan de actuaciones para 2016, Marín Quemada ha recalcado que las actuaciones de la CNMC serían "mucho más eficaces" si el regulador contara con las competencias que fijan las Directivas europeas en sectores clave como la energía o las telecomunicaciones.

"Somos el único regulador de la energía en la Unión Europea (UE) cuyas decisiones en ámbitos muy relevantes no son vinculantes", ha explicado.

Marín Quemada ha recordado que Bruselas tiene muy avanzado un procedimiento contra España por este motivo "que está a punto de llegar a los ministerios correspondientes" y que "puede derivar en importantes sanciones si no se introducen los cambios legislativos que exigen las directivas".

El presidente de la CNMC ha indicado que al organismo regulador incluso se le han retirado algunas competencias y ha mostrado su confianza en que "se rectifique" y se evite la multa.

Marín Quemada ha reconocido que las sanciones que puede imponer la CNMC "continúan estando lejos de ser disuasorias", por lo que ha puesto sobre la mesa la posibilidad de "retocar" la Ley de 2007.

"Diez años después de su aprobación y con mucha experiencia en su aplicación, convendría abrir de nuevo este proceso con el mismo rigor", ha apuntado.

El presidente de la CNMC ha destacado que en 2015 se alcanzó un récord de sanciones en el ámbito de la competencia y se "desarmaron" 14 cárteles (grupos de empresas que pactan acuerdos contra la competencia), con multas que superaron los 500 millones de euros.

Según Marín Quemada, el desmantelamiento de cárteles entre 2011 y 2015 supuso un ahorro para los consumidores de 640 millones anuales.

Sin embargo, si se tienen en cuenta solo los años completos desde la creación de la CNMC (2014 y 2015), esa cifra asciende a 1.260 millones anuales.

El presidente de la CNMC ha presentado también el plan de actuación del organismo para 2016, que incluye 129 acciones concretas repartidas en 18 líneas estratégicas referidas a sectores como el audiovisual, el de telecomunicaciones, el energético o el de transporte.

Marín Quemada ha subrayado que el plan incide en la lucha contra los cárteles y las licitaciones públicas fraudulentas.

Entre las prioridades de la CNMC figuran también la progresiva imposición de multas a directivos responsables de infracciones graves y la prohibición de contratar con la Administración Pública a las empresas infractoras.

Marín Quemada también considera prioritario concluir el informe sobre la economía colaborativa con las aportaciones recibidas en la consulta sobre el estudio preliminar.

En un capítulo específico dentro de su comparecencia, el presidente de la CNMC ha vuelto a sostener que el aumento del número de gasolineras automáticas será positivo para elevar la competencia y bajar los precios de los carburantes.

Marín Quemada ha respondido también a las preguntas sobre el rechazo del Tribunal de Justicia de la UE al cese anticipado del presidente y un consejero de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) cuando ese organismo se integró en la CNMC, aunque se ha limitado a recordar que el nuevo regulador no se había creado y, por lo tanto, él no era presidente.

En sus turnos, la mayoría de los grupos parlamentarios han lamentado que una buena parte de las sanciones impuestas por la CNMC no se hayan recaudado.