Diario Vasco

Sofía, 19 oct (EFE).- El Gobierno búlgaro ha decidido hoy que no firmará el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA) hasta que el país norteamericano garantice que levantará el régimen de visados para todos los ciudadanos de Bulgaria.

"La decisión del Gobierno es no apoyar la firma del CETA sin la presencia de garantías irreversibles por parte del Gobierno canadiense para la eliminación de visados de todos los ciudadanos búlgaros", explicó en un comunicado el Ejecutivo tras una reunión.

Sofía argumenta que sólo la exención total de visados "permitiría a Bulgaria aprovecharse del acuerdo alcanzado de forma igual y equitativa, y a los sujetos económicos búlgaros ser competitivos con los demás países miembros de la UE".

El pasado 6 de octubre, el Gobierno ya había informado de que el primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, y su homólogo canadiense, Justin Trudeau, mantuvieron una conversación telefónica a petición de Canadá.

En ella, según Borisov, Trudeau le habló de "la enorme cantidad de trabajo que el Gobierno canadiense está realizando para abolir los visados para los búlgaros".

El primer ministro de Canadá ha prometido que a partir de 1 de mayo de 2017 se eliminará la necesidad de visado para los búlgaros que ya hayan estado en Canadá, para los que tienen visado para Estados Unidos y para los empresarios.

Además, ha prometido que hará lo posible para que la exención de visados pueda aplicarse a todos los búlgaros el 1 de mayo de 2018 como muy tarde.

Rumanía también reiteró hoy que su aprobación del CETA está condicionada a que Canadá levante la obligatoriedad de visados para sus ciudadanos.