Diario Vasco

Madrid, 19 oct (EFE).- El PSOE y Ahora Madrid han aprobado hoy el reglamento de la nueva Oficina contra el Fraude y la Corrupción del Ayuntamiento de Madrid, un organismo autónomo que buscará prevenir y perseguir las prácticas corruptas y que para el PP y Ciudadanos es una "herramienta política" que busca controlar a los funcionarios.

El reglamento de la nueva oficina se ha aprobado hoy en una sesión extraordinaria de la comisión permanente de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, aunque será la semana que viene cuando el Pleno le dé luz verde de forma definitiva.

Su creación emana del pacto entre el PSOE y Ahora Madrid -que integra a Podemos- para la investidura de la alcaldesa Manuela Carmena, ha recordado hoy la portavoz socialista, Purificación Causapié.

La comisión ha rechazado -con los votos del PSOE y Ahora Madrid- la enmienda a la totalidad presentada por el PP y apoyada por C's, puesto que a juicio del edil popular Percival Manglano la oficina dará "facultades inquisitoriales" a su director y servirá para el "señalamiento a los funcionarios" con el objetivo de "politizar" el organismo.

Según ha detallado el tercer teniente de alcalde de Madrid, Mauricio Valiente, del máximo responsable de la oficina dependerá un consejo asesor donde estará representada la "sociedad civil".

Sus funciones no serán únicamente "inspectoras" sino también de "prevención de las conductas", unas tareas "esenciales para el fortalecimiento de la ética en la actuación pública", ha dicho el representante de Ahora Madrid en la comisión.

Fuentes municipales han explicado a los medios que aspiran a que el director del ente esté elegido antes de finalizar este año, aunque la oficina no se pondrá en marcha previsiblemente hasta mayo de 2017.

Según ha detallado en un comunicado el Consistorio, la Oficina investigará casos de uso o destino fraudulentos de fondos públicos o aprovechamientos ilícitos de conductas que comporten conflicto de intereses, entre otros aspectos.