Diario Vasco

Madrid, 19 oct (EFE).- Uno de los trece seguidores del Legia de Varsovia detenidos ayer en Madrid es un conocido líder de una de las facciones de estos ultras, al que la Policía reconoció en una grabación durante los disturbios ocurridos en las inmediaciones del estadio Santiago Bernabéu.

Así lo ha confirmado a la prensa la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, tras la presentación del Plan Director para la Convivencia y la Mejora de la Seguridad en los colegios para el curso 2016-2017.

La delegada ha explicado que el número total de arrestados asciende a trece y que en los disturbios registrados por los hinchas resultaron heridas doce personas, tres de ellas policías -dos nacionales y uno municipal- pero ninguna grave.

Ha confirmado que uno de los arrestados es el líder de uno de los grupos más radicales de seguidores del Legia.

Se trata de un hombre muy corpulento al que los agentes reconocieron en las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona del Bernabéu, lo que permitió su detención, han precisado fuentes de la investigación.

En las inmediaciones del estadio fueron arrestadas siete personas por atentado contra la autoridad, daños, resistencia y desobediencia, lesiones y desórdenes públicos.

La Policía también detuvo a tres personas la madrugada anterior al partido en un bar del distrito de Latina por provocar destrozos en un bar, robar y agredir a las camareras, a los que se imputan los delitos de robo con violencia e intimidación, daños, resistencia y desobediencia.

Y a otras tres personas en el centro, dos de ellas por robo con violencia e intimidación y otra por protagonizar un incidente en un restaurante.

La delegada ha felicitado a la Policía por el resultado de dispositivo desplegado con motivo de la llegada de los ultras del Legia, que contaba con un total de casi 2.000 efectivos, ya que "se trataba de un acontecimiento de mucho riesgo porque son aficionados realmente radicales, como se sabe por lo ocurrido en otras ciudades", por lo que se dispusieron "más efectivos y más preparados".

Preguntada por si los enfrentamientos entre ultras y policías registrados en las afueras del Bernabéu pueden suponer un fallo en la seguridad, Dancausa ha dicho que "todo lo contrario; ha sido un enorme éxito", teniendo en cuenta lo que ha pasado en otros países como Italia, "con resultados mucho peores".

Dancausa ha asegurado que España "ha hecho grandes progresos en contener a determinados aficionados ultras, con resultados que están ahí: "cada vez son menos y además no se dan esos conflictos que podrían haber dados los aficionados del Legia".

Ha hecho un llamamiento a los equipos de fútbol "para que pongan las medidas para que esta violencia no suceda", y también a responsables de entidades como la UEFA "que tienen que castigar esos comportamientos de una forma seria para que no vuelva a suceder".

"No puede ser que porque vengan 3.000 personas tengamos que poner a 2.000 efectivos en la calle para que no destrocen, no amedrenten a todos y no peguen", ha añadido Dancausa, que ha hecho hincapié en el comportamiento "violento e incivilizado" de esos ultras, que "está absolutamente reñido con el deporte".