Diario Vasco

Ginebra, 19 oct (EFE).- Seis productores de la vacuna pentavalente, que protege de cinco enfermedades que pueden tener consecuencias mortales para los niños, aceptaron rebajar su precio a la mitad, anunciaron hoy UNICEF y Gavi, una alianza público-privada en favor del acceso a las vacunas.

El precio acordado es de 84 centavos de dólar, lo que permitirá que en los próximos tres años UNICEF compre 450 millones de dosis para su utilización en ochenta países pobres.

La vacuna pentavalente o quíntuple celular protege contra la difteria, la tos ferina, el tétanos, la influenza tipo B (la misma bacteria causante de la meningitis, la neumonía y la otitis) y la hepatitis B, y se recomienda su aplicación a los 2, 4 y 6 meses de vida.

Cuatrocientos millones de dosis adicionales serán producidas para que Gavi las distribuya entre los países donde opera, la mayoría en África.

La entidad calcula que gracias a los suministros de vacunas que financia se habrá evitado la muerte de 5,7 millones de niños en el periodo de 2011 a 2020.

Si en el año 2000 se vendieron 14,5 millones de dosis de esas vacunas, el año pasado fueron 235 millones.

Sin embargo, no sólo estos organismos tendrán acceso a las vacunas a precios rebajados, sino también los gobiernos que financian por sus propios medios la compra de este producto.

Gracias a la rebaja negociada, en un proceso que ha durado dieciséis años, tanto donantes como gobiernos ahorrarán en total 366 millones de dólares.

Enfermedades que se pueden prevenir con una vacuna son responsables del 90 % de muertes de niños menores de cinco años en países donde el suministro de vacunas no está totalmente garantizado por organismos donantes, explicó la directora de Provisión de Vacunas de UNICEF, Shanelle Hall.

Las acciones de varias organizaciones de ayuda, y en particular de Gavi, han contribuido a hacer crecer el mercado para las vacunas pentavalentes, sobre todo en países pobres donde las tasas de vacunación eran muy bajas.

Sin embargo, todavía queda mucho por hacer para llegar a una cobertura universal, ya que en los países en los que Gavi trabaja la cobertura promedio es del 68 % actualmente, y 19 millones de niños no están adecuadamente inmunizados al no haber recibido las tres dosis necesarias de la vacuna.

Según UNICEF, la transparencia ha sido una de las claves del éxito en la negociación con los productores, después de que en 2011 decidiera empezar a publicar los precios de todas las vacunas que compraba, con lo que las compañías podían ver lo que sus competidoras cobraban y hacían esfuerzos para mejorar sus ofertas.