Diario Vasco

Madrid, 19 oct (EFE).- Los seres humanos que habitaban el sur de África hace 70.000 años empleaban tratamientos térmicos avanzados para moldear piedras y fabricar puntas de lanza, entre otras herramientas, lo que supone la primera evidencia del uso de una tecnología innovadora y transformadora en la Edad de Piedra.

El estudio, publicado hoy en PLoS One, fue realizado por un equipo internacional de científicos dirigido por la investigadora del CNRS (PACEA-Universidad de Burdeos, Francia) Anne Delagnes.

Según la investigación, los seres humanos que vivieron en el sur de África durante el Paleolítico medio, hace unos 70.000 años, desarrollaron una técnica para aplicar calor a las piezas de silcrete y cambiar las propiedades de las piedras para facilitar su talla o descamación.

Delagnes y sus colegas analizaron el uso de esa técnica estudiando las piezas de silcrete halladas en el Refugio Kilpdrift -un yacimiento situado en el extremo sur de África y recientemente descubierto-, y comparándolas con las herramientas encontradas en otras 31 localizaciones de la zona.

Los autores constataron un "tratamiento térmico intencional y generalizado" en más del 90% de las piezas de silcrete analizadas, sobre todo para la producción de lanzas.

El calentamiento de la piedra tenía lugar en la primera fase del proceso de producción de las armas, para facilitar la descamación o fragmentación de la roca en lascas y dar forma al núcleo del silcrete.

Los autores sugieren que el tratamiento térmico del silcrete en el Refugio Klipdrift puede ser la primera evidencia directa del uso intencional y generalizado del fuego aplicado a una cadena de producción lítica.

Concluyen además que, junto con otras actividades basadas en el fuego, "el tratamiento térmico intencional era un activo importante para el ser humano de la Edad de Piedra en el sur de África que, además, no ha conocido equivalentes contemporáneos en otros lugares".