Diario Vasco

Valencia, 17 oct (EFE).- El Valencia Basket recibirá este miércoles, en la segunda jornada de la Eurocopa, al Hapoel Jerusalem que con su trayectoria en los últimos años y tras el fichaje de Amar'e Stoudemire es junto al conjunto valenciano y al Lokomotiv Kuban uno de los favoritos del grupo D.

El que fuera durante los últimos quince años una de las referencias de la NBA es ahora la estrella de un Hapoel que tiene también otras armas y que este año está dirigido por el italiano Simone Piaganini.

El equipo israelí mantiene en su plantilla a los nacionales Lior Eliyahu y Yotam Halperin y ha sumado también entre otros al base Curtis Jerrells, que ha pasado por equipos como el Feberbahce, el Olimpia Milano o el Unics Kazan, el escolta Jerome Dyson, que jugó la pasada Euroliga con el Dinamo Sassari, o el interior Travis Peterson, que acabó la campaña en el propio Valencia Basket.

Estos movimientos han hecho que se le incluya entre los favoritos a un título que para el Hapoel es la única manera de poder jugar la Euroliga la próxima campaña.

El equipo valenciano afronta este choque tras no haber disputado partido de la ACB este fin de semana por ser su jornada de descanso de la primera vuelta y después de haber protagonizado un sólido debut en el torneo europeo el pasado miércoles ante el Ratiopharm Ulm.

La visita del Hapoel medirá la consistencia de la evolución del conjunto de Pedro Martínez, que en sus dos últimos encuentros ha mostrado una mayor intensidad defensiva y una mejor circulación de balón en ataque.

Además, el choque ante el Ulm sirvió para confirmar la buena respuesta competitiva de Pierre Oriola, que ha tenido un mayor protagonismo del esperado en los primeros choques, y para Vladimir Stankovic, cuyo protagonismo había ido a menos tuviera minutos para recuperar cierta confianza.

Para el conjunto israelí será su estreno en la competición pues en la primera jornada fue el equipo que descansó en el grupo, como le pasará al Valencia en la próxima jornada.

En principio, Pedro Martínez podrá contar para el choque con los doce jugadores que forman actualmente su plantilla pese a que Bojan Dubljevic arrastra algunas molestias. En cualquier caso el club sigue a la búsqueda de un interior que sustituya a John Bryant, cuyo contrato rescindió hace unos días.