Diario Vasco

Oviedo, 18 oct (EFE).- El centrocampista del Real Oviedo Lucas Torró ha destacado que cada partido a las órdenes de Fernando Hierro supone una "oportunidad para crecer" en lo personal, y ha indicado que, tras tres jornadas con la puerta a cero, el siguiente paso que debe dar el equipo es adquirir "criterio" en la parcela ofensiva.

"Llevamos una buena dinámica y hay que intentar mantenerla, sobre todo sumando de tres en casa y consiguiendo los máximos puntos posibles fuera", ha dicho el jugador, que ha añadido que en el tema defensivo está "muy bien", pero hace falta "un poco más, adquirir pausa y personalidad, para ganar e ir a por los partidos".

En lo personal el joven futbolista ha destacado que intenta "aprender lo máximo" de Fernando Hierro, al que le pregunta tras los partidos por sus errores para intentar corregirlos, y ha confesado sentirse cómodo en tanto en el 4-1-4-1 como en el doble pivote.

"Yo me encuentro muy a gusto por delante de los centrales, más libre, tanto ahí como en el doble pivote, donde jugué esta jornada en Girona", ha explicado el mediocentro, que ha agregado que se están haciendo "las cosas bien en defensa y se nota en el juego".

Para sumar de tres, ha señalado el propio Torró, los azules tendrán que "hacerse fuertes" en el Carlos Tartiere, donde cada vez se muestran más acoplados y "más a gusto" con la afición.

Torró no se confía respecto a la tabla y advierte que el Tenerife, próximo rival de los carbayones, "necesita puntos", como todos los equipos de la categoría, por lo que hacerse con los tres puntos adquiere mayor relevancia si se piensa en conseguir la ansiada regularidad.

"El descenso está sólo a diez puntos, un equipo de abajo gana dos partidos y se pone arriba. Es una categoría muy igualada y hay que intentar conseguir la regularidad porque ganar dos partidos seguidos te hace subir muchos puestos", ha concluido el jugador.

Los azules han vuelto a entrenar en una sesión de carácter vespertino, tal y como hicieron ayer, y afrontarán mañana la tercera sesión de las seis previstas antes del choque del Tenerife, al que el conjunto de Fernando Hierro llegará sin hacer el habitual descanso semanal.