Diario Vasco

Sevilla, 18 oct (EFE).- El presidente de la Federación Croata de Fútbol, Davor Suker, exjugador del Sevilla en los años 90 y un mito para su afición, felicitó este martes en Zagreb a su antiguo equipo por los éxitos conseguidos en la última década, en la que ha ganado cinco veces la Liga Europa, y por haberse situado entre los grandes.

"Siempre admiro el gran respeto de los sevillistas por el equipo, y ahora enhorabuena por lo que ha hecho en la historia, por las cinco victorias en la 'UEFA Europa League'. Creo que es uno de los mejores equipos del mundo", afirmó el exinternacional croata a los medios oficiales del club andaluz.

Suker asistió a la comida de hermandad previa al partido de 'Champions' de este martes celebrada en Zagreb entre dos de los clubes más importantes de su carrera, el Dinamo y el Sevilla, pues jugó en el campeón croata entre 1989 y 1991 (34 goles) y desde él fichó por el equipo sevillista (1991-96) para hacerse un delantero de talla mundial (153 goles).

Sobre el encuentro entre sus antiguos equipos, indicó que el Dinamo "necesita los puntos", sobre todo "por su prestigio", aunque "sobre el papel el Sevilla es un claro favorito", y subrayó que desea "ver un buen partido, con muchos goles y que gane el mejor".

El exdelantero croata, que recibió de la entidad sevillista un regalo institucional y una camiseta con su dorsal (el '9') y su nombre, recordó que precisamente este mes se cumplen veinticinco años de su llegada al Sevilla y afirmó que sigue "encantado" de haber fichado entonces por el club hispalense.

"Que descanse (el presidente) Luis Cuervas Vilches, el hombre que me fichó. Llegué allí sin una palabra, no sabía ni lo que era el jamón, ni el queso, ni la ensaladilla ni el zumo de naranja... Y bueno, (fue) una sorpresa para mí", relató Davor Suker, de 48 años.

Añadió, sin embargo, que "lo más bonito" es que desde el primer día se acostumbró "a jugar con el alto calor" que en algunas épocas hace en Sevilla, rememoró el también exjugador del Osijek, equipo de su ciudad natal, Real Madrid, Arsenal, West Ham y Munich 1860.

"Acepté esta nueva tierra, la ciudad y su vida cotidiana. Me alegro de ser un sevillano, un andaluz y un español más. Siempre he dicho que después de Croacia, España es mi segunda tierra", recalcó el presidente de la Federación Croata.

Suker quiso enviar "un gran saludo" a su amigo José Cuevas, el frutero del pueblo sevillano de Bormujos que le regalaba un melón cada vez que marcaba un gol, y anunció que dentro de dos semanas quiere estar en Sevilla para la visita del Dinamo Zagreb al estadio Ramón Sánchez Pizjuán en la cuarta jornada de la fase de grupos.