Diario Vasco

Barcelona, 18 oct (EFE).- Un grupo de socios culés, representados por la asociación Drets, ha recurrido ante la Audiencia de Barcelona la decisión del juzgado de primera instancia número 44 de la capital catalana de inhibirse en el caso de las 'estelades', al entender que es la suiza y no la española la jurisdicción competente.

En noviembre de 2015, Drets interpuso una demanda contra la UEFA, en nombre de diversos socios del club catalán, por vulneración de derechos fundamentales, después de que la federación europea de fútbol multara con 40.000 euros al FC Barcelona por la exhibición de banderas independentistas en el partido de Liga de Campeones ante el Bayer Leverkusen, disputado en el Camp Nou.

Diez meses después de la demanda, el juzgado de primer instancia número 44 de Barcelona dictó un auto en el que se declaraba incompetente, al entender que carecía de jurisdicción sobre un caso que debía ser juzgado, según la petición de la propia UEFA, por el Tribunal de Arbitraje del Deporte y, en segunda instancia, los tribunales suizos.

Drets ha recurrido ahora este auto, alegando que la sanción de la UEFA vulneró unos derechos fundamentales protegidos por la Constitución Española -como la libertad ideológica o la libertad de expresión- y que, por lo tanto, el caso debe juzgarlo un tribunal español.

El recurso de apelación recuerda a la Audiencia de Barcelona que decir que la UEFA tiene su sede en Suiza no es un argumento válido, ya que este organismo está representado legalmente por la Real Federación Española de Futbol (RFEF) en el Estado español, tal como indican sus propios estatutos.