Diario Vasco

Seúl, 18 oct (EFECOM).- El gigante tecnológico Samsung Electronics se comprometió hoy a pagar compensaciones a sus proveedores de varios países por la retirada del mercado del teléfono inteligente Galaxy Note 7 tras reiterados casos de ignición de terminales.

La firma surcoreana expresó en un breve comunicado que "llevará a cabo una rápida compensación" tras llevar a cabo una evaluación de los inventarios de sus empresas asociadas en varios países de todo el mundo.

Samsung no especificó las cantidades que pagará como compensación a los aproximadamente 70 proveedores por las piezas y componentes fabricados o en proceso para el Galaxy Note 7 y que finalmente no se utilizarán.