Diario Vasco

Washington, 18 oct (EFE).- El presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, el republicano Paul Ryan, arremetió hoy contra las últimas medidas del Gobierno de Barack Obama para aliviar las restricciones económicas sobre Cuba y dijo que, ante la falta de avances, piensa "mantener" el embargo sobre la isla.

En un comunicado, Ryan, el republicano de mayor rango en un cargo electo en el país, insistió en que los hermanos (Raúl y Fidel) Castro "siguen encarcelando a cientos de activistas prodemocracia al mes" lo que, a sus ojos, demuestra que los esfuerzos de apertura del Ejecutivo estadounidense son en vano.

"El último movimiento del presidente Obama sólo ayudará a financiar que los Castro se aferren al poder y pondrá en peligro los derechos de propiedad intelectual de las empresas estadounidenses", alegó el congresista republicano.

"Como los dos últimos años de normalización de relaciones sólo han alentado al régimen a expensas del pueblo cubano, tengo la intención de mantener nuestro embargo contra Cuba", aseveró.

Obama emitió el viernes pasado una directiva para hacer que la apertura hacia Cuba sea "irreversible", con la que pretende "consolidar" los cambios adoptados por su Gobierno dentro de la normalización bilateral iniciada en diciembre de 2014.

La nueva directiva presidencial se emitió acompañada de más relajaciones al embargo económico vigente sobre Cuba que permitirán, entre otras cosas, impulsar la investigación médica conjunta y ayudar a mejorar la agricultura y la infraestructura de la isla.

Las nuevas enmiendas al régimen de sanciones asociado al embargo impuesto a la isla fueron anunciadas por los departamentos de Comercio y del Tesoro, y entraron en vigor este lunes.

Pese a la orden de Obama, el embargo comercial que pesa sobre el país caribeño solo puede levantarse con la autorización del Congreso estadounidense.