Diario Vasco

Lima, 18 oct (EFECOM).- Repsol evitará la emisión a la atmósfera de 100 toneladas diarias de dióxido de azufre con la nueva unidad de producción de combustibles diesel inaugurada hoy en la refinería de mayor producción de Perú, la de La Pampilla.

La compañía ha invertido 470 millones de dólares en la nueva sección de la planta y producirá combustibles diesel con menos de 50 partes por millón (ppm) de azufre para adecuarse a la legislación peruana.

La producción de combustibles diesel con bajo contenido en azufre es la primera parte del proceso de modernización de La Pampilla, que acabará en el segundo semestre de 2018 con la puesta en marcha de una unidad para producir gasolinas bajas en azufre, con una inversión de unos 270 millones de dólares.

La nueva unidad de combustibles diesel aumentará la producción de la refinería en un 15 % hasta alcanzar los 117.000 barriles por día, lo que supone más de la mitad del petróleo que se refina actualmente en Perú.

En el acto inaugural participaron el presidente de Repsol, Antonio Brufau, el consejero delegado de la compañía, Josu Jon Imaz, y el director ejecutivo de Repsol Perú, José Manuel Gallego; acompañados del presidente del país, Pedro Pablo Kuczynski y el ministro peruano de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo.

Brufau ha asegurado que a Repsol le "llena de orgullo" esta unidad a la que ha calificado como "la más avanzada tecnológicamente" de Perú y la primera en modernidad, complejidad y seguridad de la región.

El presidente de Repsol ha destacado también que la planta generará valor añadido porque, además de evitar la emisión de gases contaminantes, producirá alrededor de 40 toneladas diarias de azufre que podrán utilizarse en procesos agrícolas e industriales.

Ha detallado que La Pampilla representa el 15 % de la capacidad de destilación del grupo Repsol y consideró a Perú como un país "muy importante" para su compañía, donde tiene inversiones por más de 2.400 millones de dólares.

Gallego, por su parte, ha comentado que los nuevos combustibles diesel producidos en La instalación impulsarán la modernización del parque automotor de Perú porque facilitarán la entrada al mercado peruano de vehículos cuyos motores cumplan el estándar Euro IV.

El director ejecutivo de Repsol Perú señaló que la construcción de la nueva unidad combustibles diesel bajos en azufre se logró sin un solo accidente entre las 2.200 personas que participaron en su ejecución durante los últimos cuatro años.

El presidente de Perú ha destacado durante la inauguración, que aunque su Gobierno incentiva la utilización del gas para los vehículos en las ciudades, "el diesel es el principal combustible utilizado por el transporte comercial en Perú".

El mandatario ha valorado la inversión realizada por Repsol y ha anunciado que en los próximos años habrá instalaciones similares en la norteña refinería de Talara, actualmente en un proceso de modernización que contempla una inversión de 3.500 millones de dólares de la estatal Petroperú.