Diario Vasco

Madrid, 18 oct (EFECOM).- El Banco Popular ha mantenido hoy una nueva reunión con los sindicatos en el marco de la mesa negociadora del proceso de reestructuración que tiene abierto y que afectará a unas 2.900 personas, unas 1.800 a través de prejubilaciones y bajas.

En una nota remitida hoy, el Popular explica que su propuesta distingue entre cinco colectivos diferentes de edad y que a todos se les dará un plazo inicial de inscripción voluntaria.

En primer lugar, los empleados que tengan 59 o más años a 31 de diciembre de 2016 percibirían el 75 % del salario neto anual pensionable previsto en su convenio colectivo, descontada la aportación a la seguridad social, que tendrá que afrontar el propio afectado.

Asimismo, la entidad ofrece a un máximo de 120 empleados que en la citada fecha tengan 58 años, el 70 % del salario neto descontada la seguridad social, un porcentaje que se reducirá al 65 % para aquellos que tengan entre 55 y 57 años a 31 de diciembre.

El Popular también ofrece a los miembros de su plantilla de entre 50 y 54 años una indemnización bruta equivalente a 30 días de salario regulador por año de servicio, con un límite de 18 mensualidades.

La entidad ya planteó que más de 1.800 de las 2.900 bajas estimadas se lleven a cabo mediante prejubilaciones y otras vías de carácter voluntario, lo que supondría más del 60 % del ajuste total.

El citado ajuste, que se resolvería en más de un 60 % con medidas voluntarias, según el banco, forma parte del Plan de Negocio 2016-2018, que también incluye la separación del negocio inmobiliario del bancario.

De esta forma, el Popular espera librarse de 15.000 millones en activos improductivos de su balance antes de 2018.

Hoy mismo, en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad ha insistido en que dentro del análisis que está haciendo para reducir los activos improductivos, está estudiando crear una sociedad inmobiliaria, a la que se incorporaría Aliseda, que se ocupa de la gestión de los inmuebles de la entidad.

En su nota al supervisor de los mercados, el Popular añade que la citada sociedad inmobiliaria gestionaría unos 6.000 millones de euros en activos y se financiaría en los mercados de capitales.