Diario Vasco

Madrid, 18 oct (EFECOM).- Exceltur, la asociación patronal que agrupa a las principales empresas del sector turístico, ha calificado como "excepcional e irrepetible" la última temporada de verano en España, debido al "viento de cola" generado por el favorable contexto geopolítico y macroeconómico.

Las reflexiones que ha hecho la patronal tras presentar hoy en Madrid el informe trimestral sobre 'Perspectivas turísticas' es que, en el verano de 2016, se ha alcanzado el "punto álgido" en las tasas de crecimiento, por la "masiva afluencia" de turistas a España.

Este "fenómeno" ha disparado, según Exceltur, la facturación (el 67 % de las empresas han mejorado sus ventas), la creación de empleo (87.693 afiliados más a la Seguridad Social hasta septiembre) y los resultados empresariales en España.

El éxito es producto, dice la patronal, de la "superposición de elementos favorables" tales como el denominado "turismo prestado", los bajos precios del petróleo y el cambio de algunas divisas con respecto al euro.

El presidente de Exceltur, José Luis Zoreda, ha estimado el crecimiento de este tipo de turista extranjero en un 60,3 % para el conjunto del año. Solo en verano llegó millón y medio extra de personas a los destinos españoles.

Para el conjunto de 2016 serán 3,9 millones los turistas "prestados" que elijan los destinos de España por la huida de países en conflicto como Turquía o Egipto, fundamentalmente.

Desde que estalló la "Primavera Árabe" en 2011, Exceltur estima que han sido 12 millones los "turistas prestados" a España, pero que conforman una "burbuja de demanda muy incierta y volátil" que podría revertir "en cualquier momento".

Sin embargo, Zoreda ha apuntado que esta conjugación de factores "no se volverá a producir". La recuperación tanto del precio del crudo como la seguridad en los países competidores en conflicto harán que el verano de 2016 no se repita.

Exceltur detalla en su informe que en el último verano el crecimiento interanual del PIB turístico ha sido del 4,5 %.

La estimación para el conjunto de 2016 es que el PIB turístico crezca un 4,4 %, la mayor subida de los últimos 15 años y un punto por encima de las previsiones del Banco de España para el conjunto de la economía española.

La patronal ha destacado igualmente que el turismo en España encadena 3 años consecutivos, con un "inusual y atípico" crecimiento interanual del PIB, cercano al 4 %.

Pese a estos resultados al alza, el presidente de la patronal ha ha recalcado que el turista denominado prestado "contribuye cada vez menos" en términos de ingresos por persona.

Estos ingresos han caído en el último trimestre un 2,2 %, con descensos en la estancia media debido, ha asegurado el presidente de Exceltur, a la subida de los precios en el sector hotelero.

La cadena de valor de la actividad turística ha mejorado alrededor del 68 %, según el informe, y el 52 % de la empresas del sector ha mejorado sus resultados durante el verano.

El "nulo impacto" del "brexit" es otra de las conclusiones que refleja el estudio elaborado por la patronal, si bien ha advertido de "cierta percepción de saturación" en Barcelona, en clave de ciudad, y Baleares (Mallorca e Ibiza) como gran destino turístico.

Exceltur justifica estos síntomas de saturación "exclusivamente por el crecimiento descontrolado" de la vivienda de uso turístico.

En cuanto a la demanda española en el verano, Exceltur ha apuntado que ha sido "más cauta" y que "se ha ralentizado, con una conducta errática".

Para la patronal, la necesidad de viajar del turista español "se ha visto condicionada" por la capacidad de oferta disponible pues los operadores "han primado a las presiones" de la demanda extranjera que es, ha apuntado, "menos estacional".

Por subsectores, el "gran ganador" del verano ha sido la hostelería vacacional en zonas costeras, según ha revelado Exceltur, con un RevPar (ingreso por habitación disponible) que supera los dos dígitos empujadas por "desvíos de turistas" que en esta temporada viajan en paquetes concertados.

Las actividades más favorecidas por esta circunstancia han sido el ocio y, en menor medida, el transporte y la líneas aéreas.

Por el contrario, desciende el turismo de negocios relacionado con la actividad empresarial entre junio y agosto. La llegada de turistas extranjeros para esta actividad cayó en ese periodo un 13,2 % respecto a esos mismos meses de 2015.