Diario Vasco

Sídney , 18 oct .- Nueva Zelanda autorizó, por primera vez en más de tres décadas, la entrada de un buque de la Armada de Estados Unidos, al considerar que no transporta armas nucleares, anunció hoy el primer ministro, John Key.

Nueva Zelanda aprobó en 1985 una ley que declara al país como zona desnuclearizada y prohíbe la entrada de barcos sospechosos de transportar armas nucleares o de estar propulsados por energía atómica.

Key indicó que el buque Sampson, un destructor estadounidense de clase Arleigh Burke, participará en los actos de celebración del 75 aniversario de la Armada Real Neozelandesa, que tendrá lugar entre el 17 y el 22 de noviembre.

"Me complace anunciar que el Sampson participará en una Revisión Naval Internacional de la Armada Real Neozelandesa", dijo Key en un comunicado.

"He concedido esta autorización tras considerar con mucho cuidado los consejos del ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio", añadió.

EEUU no ha enviado ningún barco a Nueva Zelanda desde 1983 debido a su negativa a declarar si éstos llevaban armas o eran propulsados por energía nuclear, tal como obliga la ley aprobada por el gobierno laborista neozelandés de la época.

La decisión le costó entonces a Nueva Zelanda la salida del tratado militar ANZUS, firmado con Australia y EEUU 50 años antes, y que especificaba que un ataque contra cualquiera de los firmantes sería interpretado como una agresión contra todos.