Diario Vasco

La Coruña, 18 oct (EFE).- Pedro Mosquera, centrocampista del Deportivo, ha pronosticado hoy que el Celta de Vigo, tras la goleada que encajó el pasado domingo ante el Villarreal (5-0), no estará deprimido, sino "más motivado", en el derbi gallego que ambos equipos disputarán el próximo domingo en Balaídos.

"Por lo que me dijeron, en ese partido el Villarreal tuvo muchísima efectividad, el Celta es un equipo que juega bien y al contrario, incluso vendrán más motivados después de esa derrota", comentó el coruñés en rueda de prensa cuestionado sobre si la goleada de El Madrigal podría afectar negativamente a los vigueses.

El futbolista blanquiazul deseó que les "beneficie" el hecho de que el Celta tenga competición europea esta semana y la incertidumbre sobre una posible venta del club, si bien puntualizó que los jugadores del conjunto vigués "son profesionales y se van a abstraer un poco" de todo eso.

Del juego de su rival, Mosquera indicó que les ha visto "muy bien" aunque "quizás les falta esa efectividad" que le aportaba el delantero Manuel Agudo, 'Nolito', traspasado al Manchester City inglés.

El centrocampista explicó que en los derbis "nunca se sabe" quién puede ser favorito y se refirió también a la importancia que estos partidos tienen para los aficionados y también para los jugadores gallegos.

"Sabemos que es un partido muy importante para la afición, para nosotros. Los que somos de A Coruña sabemos lo que supone un derbi. Es un partido especial, bonito para todos y esperamos llevarnos los tres puntos", dijo.

Además, el Deportivo lo afronta con necesidad después de haber sumado ocho puntos en las ocho primeras jornadas y disponer de uno de ventaja sobre los puestos de descenso.

"Queda mucha Liga, pero queremos sumar ya de tres en tres y este es un partido precioso para hacerlo porque a la afición le hace mucha ilusión. Vamos a ir a por los tres puntos", comentó.

Mosquera aseguró que el Deportivo debe hacer "un partido serio" en Balaídos, donde intentará "tener el balón" y "sobre todo ser muy agresivos sin él".

El centrocampista también afirmó en su comparecencia que no les "obsesiona" la ausencia de goles lejos del estadio de Riazor en lo que va de temporada.

Sobre los arbitrajes, después de haberse quedado con diez jugadores en los dos últimos encuentros a domicilio, indicó que espera que los errores de los colegiados que "han podido perjudicar" al equipo, "se igualen un poco" con los que les puedan beneficiar en el futuro, empezando por el partido de Vigo.

En ese escenario estarán arropados por cientos de aficionados del Deportivo, un mínimo de 700. "Nuestra afición siempre está ahí, no tiene nada que envidiar a ninguna otra de España ni del mundo, y seguro que en eso, en afición, no vamos a perder", manifestó.

Además, defendió un ambiente sano entre las aficiones, algo que, en líneas generales, se ha reflejado, dijo, en los últimos derbis.

"Últimamente no está habiendo problemas en estos partidos y debe seguir así. Tenemos que ser competitivos en el campo y en la grada pero siempre desde el respeto, tiene que haber mucha competitividad, pero sana. Somos dos equipos gallegos, nos tenemos que respetar y es lo que estamos haciendo", subrayó.