Diario Vasco

Dacca, 18 oct (EFE).- La Policía de Bangladesh identificó hoy a un médico que huyó a Siria con su familia, a un excomandante del Ejército y a un antiguo banquero como financiadores clave del ataque que el pasado julio causó 28 muertos, en su mayoría extranjeros, en un restaurante de Dacca.

El doctor bangladesí huyó al país árabe tras donar 8 millones de takas o unos 100.000 dólares a una nueva facción del grupo extremista bangladesí Jamaatul Mujahideen Bangladesh (JMB), aseveró en rueda de prensa el jefe del departamento antiterrorista de la Policía capitalina, Monirul Islam.

El Gobierno responsabiliza a JMB del asalto al restaurante, aunque la autoría de la acción fue reclamada por la formación yihadista Estado Islámico (EI) y Estados Unidos confirmó vínculos entre los extremistas bangladesíes y los que operan en Siria e Irak.

Islam detalló que un excomandante del Ejército, abatido durante una operación policial a comienzos del mes pasado, donó su pensión de jubilado para ayudar a sufragar los gastos del asalto al local Holey Artisan Bakery-O'Kitchen.

El tercer financiador del ataque, un banquero que el alto mando policial identificó como Tanvir Kaderi, contribuyó con el dinero obtenido de vender su vivienda y supuestamente se suicidó durante una redada el pasado septiembre.

"Algunos fondos también llegaron del extranjero. Puede que haya otros financiadores, estamos tratando de identificarlos", agregó Islam.

El asalto al restaurante causó la muerte de 22 personas, entre ellas 17 rehenes extranjeros, y en su transcurso murieron también seis atacantes abatidos por las fuerzas de seguridad.

Desde entonces, la Policía ha venido realizando redadas en las que ha matado a un elevado número de presuntos insurgentes, incluido el canadiense de origen bangladesí Tamim Chaudhry, supuesto autor intelectual del ataque al restaurante.

Las autoridades también acusan a JMB de muchos de los asesinatos de corte yihadista registrados en Bangladesh desde 2013 contra objetivos diversos como blogueros ateos, ciudadanos extranjeros y representantes de minorías religiosas.

Algunas de estas acciones fueron reivindicadas por el EI.