Diario Vasco

(Actualiza la 2143 con el resultado de las votaciones)

La toma en consideración de la proposición de Ley ha sido aprobada por mayoría con 258 votos a favor, 18 en contra y 65 abstenciones, mientras que su tramitación para que sea de forma directa y en lectura única ha recibido el respaldo unánime.

PSOE, Ciudadanos y PNV respaldan la iniciativa y han anunciado que votarán sí el próximo jueves en un nuevo pleno para favorecer los presupuestos de las CCAA.

"Votar en contra es votar contra los presupuestos sanitarios, de dependencia y contra el Estado de Bienestar", ha dicho el portavoz socialista Pedro Saura, quien ha abogado, no obstante, por cambiar en profundidad y de forma "sosegada" la Ley de Estabilidad y "no en 24 horas".

Unidos Podemos ha pedido cambiar entera la Ley de Estabilidad para que la reducción del déficit no sea prioritaria ante la prestación de los servicios sociales, mientras que el PP ha criticado que no apoyen una modificación que da más holgura al gasto de las CCAA.

La diputada popular Matilde Asian ha abogado por la aprobación de una reforma que supone que las autonomías puedan disponer de 4.000 millones de euros más para financiar sus gastos y que "evita perjuicios a los españoles".

"Si no acordamos esta modificación, los servicios públicos esenciales se verán resentidos en su calidad y volveremos a los impagos porque aumentará la cola de proveedores y las insolvencias se propagarán", ha advertido la diputada popular que ha negado que la reforma sea un "parche".

Sin embargo, el coordinador federal de IU, Alberto Garzón ha sido tajante: "estamos ante una oportunidad para revisar la propia ley de Estabilidad que es un principio que se nos ha intentado inculcar con la Constitución".

Ha abogado porque la ley no establezca como prioridad absoluta pagar antes los intereses de la deuda que los gastos en sanidad o las prestaciones sociales.

También el diputado de En Comú Podem Josep Vendrell ha recordado que esta reforma puede conllevar que un Gobierno en funciones pueda disminuir el margen de déficit en otras ocasiones, mientras que el diputado de Podemos Alberto Montero ha advertido de que "ahora se les da oxígeno y luego sufrirán la soga con ajustes anunciados para 2017 y 2018".

El portavoz económico del grupo parlamentario de Ciudadanos, Toni Roldán, ha pedido a los dirigentes políticos "dejar de mirarse el ombligo" y empezar a pactar reformas y cambios en materia laboral, de conciliación o de emprendimiento, para que la economía siga adelante después de tantos meses de Gobierno en funciones.

"No tenemos otra alternativa. A nosotros tampoco nos gusta Rajoy pero si no se aprueba esta reforma las CCAA no podrán proveer", ha dicho.